Sobre las monedas que usamos para consultar al I Ching

Publiqué estas notas en el sitio de Facebook del blog y me ha parecido que pueden ser útiles también acá. Una salió de la otra por mutación en el tiempo y en el espacio de esa comunicación interactiva en una red social.
Algo que enriquece cualquier mirada personal, la mirada de los otros y la necesidad de argumentar la propia visión. Como que el otro te obliga a mirar nuevamente y tu mirada entonces se hace más profunda y más nítida. Igualmente, todo sigue siendo "aproximaciones a la cosa", porque la cosa nunca se termina de desvelar y la próxima vez que miras a la cosa encuentras algo que no viste o que es ligeramente diferente a cómo lo viste antes:



Acá sumo, de izquierda a derecha, 2+3+2= 7, el pequeño yang, una línea entera, firme y joven que no muta.
 El yang viejo, 9,  ya es tan firme -tan rígido- que se quiebra, cede la estructura, se parte por la mitad.
Hay mucho para pensar acá, por ejemplo, que un sabio sabe cuándo ceder doblándose sin quebrarse porque su energía yang se mantiene siempre joven. Y también sabe cuándo ceder y abrir paso por el centro porque su energía yang -aunque se mantenga siempre joven- es vieja. También mirando estas monedas tal cuál están dispuestas acá, podemos ver el trigrama agua representado, yin, yang, yin: Lo cual hace avanzar nuestra meditación a otras cuestiones, como que, en el trigrama agua, el valor está en el centro. Y así se va meditando en todo esto.



Comentarios

Livio ha dicho que…
Hola Marta,
Como supe comentarte soy muy nuevo con el I-Ching, y las preguntas, dudas y errores son muchos y muy variados! ...y hoy tengo dos dudas.
Mi primera pregunta es sobre las monedas: He leído que dijiste que el número de la moneda vale 2 y la Cara 1. Pues bien... yo lo he estado haciendo exactamente al revés! Sin embargo las respuestas han sido coherentes con la realidad y con el desenvolvimiento de los asuntos consultados. La pregunta es ¿que hago? ¿Sigo usándolas tal y como he venido haciendo (y dejo que la eterna generosidad del Maestro "arregle" los valores de las monedas y por lo tanto las respuestas o a partir de ahora empiezo a hacerlo como debe ser?
Mi otra pregunta tiene que ver con las lineas mutantes: ¿sirve de algo leer el significado de las lineas mutantes en el hexagrama derivado?
Desde ya muchas gracias por la información que puedas darme.
Lo mejor para vos,
Livio.-
Marta Ortiz ha dicho que…
Hola Livio, has leído mal. Vuelve a leer:

Dije, "La cara de la moneda que tiene EL NUMERO -cualquiera que sea el número, aunque es mejor el 1, 10 o 100- es Yang, porque un número es una abstracción inmaterial, una idea que no tiene un ser específico."

Y luego, "A cambio, LA FIGURA que esta en la otra cara de la moneda, es una materialización de una idea y POR SER UNA MATERIALIZACIÓN ES YIN, tiene un ser específico asignado".


No digo cuánto vale cada una ni si se corresponden con una línea entera o una partida. Yin, línea partida, vale 2. Yang, línea entera, vale 3
Con respecto a lo otro, sirve cuando te dice algo, si sientes que te dice algo lo incluyes. Si sientes que no te dice nada pasas de esas líneas.
Saludos Livio
Livio ha dicho que…
Gracias Marta por tu respuesta!
Me quedó muy claro lo de leer las lineas mutantes en el hexagrama derivado... pero la duda sigue con el valor de las monedas: en la nota de la foto de las tres monedas explicás: "Acá sumo, de izquierda a derecha, 2+3+2= 7, el pequeño yang...." y aparecen de izq. a der: cara (2), número (3) y otra vez cara (2).
En mi anterior mensaje cometí un error en mi pregunta que trataré de aclarar:
Según tu descripción de la foto la Cara vale 2 y el número vale 3.
Lo que quise decirte fue que desde que comencé y hasta el día de hoy yo lo hacía al revés: le daba valor 2 al número y 3 a la Cara; sin embargo las respuestas han sido coherentes con las consultas que fui haciendo.
Es por eso que (luego de pedirte 18.764 veces disculpas) te reformulo la pregunta: ¿Sigo usándolas tal y como he venido haciendo o a partir de ahora empiezo a hacerlo con los valores como los indicás vos?
Un enorme GRACIAS (sobre todo por la paciencia!)
Y un abrazo desde Suiza,
Livio
Marta Ortiz ha dicho que…
Yo no cambiaría, si te funciona lo sigues usando así y listo. YO le atribuyo al nº la característica yang por lo que digo, es inmaterial, algo completamentamente abstracto. Pero esa es una justificación intelectual. Si le atribuyes la característica yin al número cuando tiras y sale un número eso es yin. Porque el que está tirando lo siente yin y el libro responde a través de tu cuerpo. Es tu cuerpo el que tira las monedas.
Simplemente es una justificación de mi mente que tiene que buscar la justificación a todo lo que hace mi cuerpo. Es mi naturaleza tan intelectual y al mismo tiempo tan material que te digo que sigas igual. Hay que darle un lugar a todo, todo tiene su propia razón, hasta lo caótico o lo irracional tiene un lugar en nuestro mundo. Entonces tu cuerpo dice el número vale 2 y está bien. Mi mente dice a mi cuerpo el número vale tres por aquello y por aquello otro y también está bien.
O Sea, sigue igual que no hace diferencia si siempre lo has hecho así.
Un abrazo Livio
Livio ha dicho que…
Gracias!!! Un abrazo!
Anónimo ha dicho que…
Marta y compañeros, saludos. Les cuento que por afinidad cognitiva y de sentir prefiero no usar metal o parecidos para consultas del I Ching. Ya que el I Ching está afincado en los "elementos", pues me parece pertinente hacerlo con uno afín a mi estado de pensamiento y sentir, sin ir en contra del sentido e intención del libro. Quiero tirar con otro material. Pues bien, he encontrado que los tallos de mielenrama podrían ser engorrosos de cargar a todos lados, y se me hace efectivamente un modo "ceremonioso y complicado" (Tegularius). PREGUNTAS: ¿Qué opinan de usar monedas de madera o plástico? ¿Las han usado? ¿Cómo les ha ido? ¿Alguna recomendación de alternativa para mí? ¿O alguna remisión a un sitio donde estos temas fueron tratados? Les agradezco muchísimo, a Marta en especial. Saludos, y abrazos.
Marta Ortiz ha dicho que…
Hola Anónimo, sí, a mí me parece que cada uno se tiene que sentir cómodo cuando consulta y por eso puede elegir a su comodidad el vehículo físico de la respuesta..
Tal vez puedas hacer tus "monedas con tres discos de madera y un clavo de obra grande. Calientas al rojo la cabeza del clavo y marcas en la madera tres círculos negros para la cara yang y en la otra cara dos círculos para la cara yin. Tres es el número yang por ser el primer número impar luego del 1. Dos es el número yin por ser el primero par luego del 1.
Al uno se lo considera como continente de yin y yang, de ambos. El 1 sería el taijitu.
No veo ningún impedimento en esto siempre que los discos sean de igual tamaño y peso, es decir, de la misma porción de la madera. Tal vez esto, la dificultad para encontrar precisión en el peso, sea lo que inclinó la balanza para el lado de los discos de metal.
Cariños y felices fiestas de fin de año. Un abrazo
Marta Ortiz ha dicho que…
Me quedé pensando en lo que dices. Y esta es mi reflexión. El oráculo habla cuando responde y la boca y el habla es Tui, Lago, lo Abierto. Por esa abertura habla.
Acá se considera que cuando preguntamos y responde estamos usando el hexagrama 48, El Pozo. El Pozo tiene a Sun, madera Viento y árbol en el trigrama inferior. A K'an agua en el superior K'an es el oído, nuestro oído.
Sun es madera, la que busca la respuesta con sus raíces en la primera línea del 48. Las dos líneas yang de Sun forman el mismo cuerpo con Tui, la boca, que está en el nuclear inferior del 48. El nuclear superior es Li, fuego, conciencia, nuestra consciencia que oye e interpreta lo que oye con Kan, el oído arriba.
Y Tui, Lago, es metal. El metal es es el que habla y se considera que es incorruptible, acero templado como el de una espada samurai.
Por eso puede herir Tui, porque el oráculo no tiene en cuenta nuestros sentimientos cuando responde. Nunca nos responde con mentiras piadosas ni engaños ni consuelos que no necesitamos cuando buscamos la verdad.
Entonces no está tan mal elegir discos de metal iguales y del mismo peso. Uno busca la verdad para poder vivir acorde a ella, sin autoengaños.
Eso pensé, ¿que piensas de eso?
Merxe ha dicho que…
Hola, Marta,
hace tiempo que te sigo. Me ayuda muchísimo lo que escribes, tus percepciones, tu sabiduría, tu blog, los comentarios... Impresionantes tus lecturas.
Me he dado cuenta de que hace mucho tiempo, supongo que desde el principio de consultar el I Ching, que a la cara de la moneda le atribuyo la línea partida (yin) . :O! Y a la cruz, le atribuyo la línea entera (yan).
¿Qué te parece? ¿Sigo igual?
Gracias por tu respuesta y por tu blog.
Marta Ortiz ha dicho que…
Hola Merxe, lee la respuesta a Livio, más arriba. Saludos.