amigos de google+

domingo, 27 de febrero de 2011

El hexagrama 60, Chieh, y el I Ching de Ritsema

Al hexagrama 60 se le llama La Restricción(Wilhelm), y también La Articulación(Ritsema).

Este hexagrama se refiere a la percepción de los límites y los vínculos entre los  entes. Porque están separados, son distintos, pero también están vinculados.

Unir-y-separar
Un todo bien compuesto-y-sus-partes.

Hexagrama 60, los límites entre las cosas que están unidas.
Cada cosa es nítida y forma parte de un conjunto mayor sin perder su identidad.


Es el lago abajo que contiene agua arriba, es decir, el lago sirve de límite al agua hasta el mismo borde, porque entra a él la misma cantidad de agua que sale. A alcanzado un equilibrio estable aún cuando el agua está en continuo movimiento. Es la estabilidad en el cambio continuo, y también es algo que parece siempre igual pero nunca lo es.


Es un hexagrama abstracto, hace referencia a una actividad de la mente, a una función humana que es necesario aprender. Aunque en potencia nuestra mente tiene la capacidad de hacerlo, primero tiene que reconocer en el mundo para poder después distinguir.
Y cuando hablamos de reconocer para distinguir nos referimos a todo tipo de entes; a cosas, a sentimientos y a abstracciones. Y por supuesto a nosotros mismos.
Lo que responde a la pregunta sobre sí mismo es una serie de atributos que son palabras, y que son un recorte del sí mismo.

Pueden ver que es una gran tarea porque significa ordenar el mundo. Llevar el mundo del caos al orden. Primero distinguir en el caos los límites y luego distinguir los vínculos.
Esto lo hacemos a lo largo del camino de toda una vida. Es un trabajo que no tiene fin más que con la muerte.

Cuando distinguimos los límites de un ente lo nombramos y así suponemos que lo dejamos quieto, que no volverá a fundirse en el caos.
Grave error, porque la mutación de los entes es continua, no están en el freezer.
Intentamos con el lenguaje, pero resulta que la misma palabra en el mismo idioma y dicha por la misma persona cambia su significado con el contexto, y también a lo largo de su vida. Y no hablemos si se trata de distintas personas, de distintas culturas y de distintos tiempos.

Parece una tarea imposible porque queremos que dure, no aceptamos el cambio continuo, queremos seguridad, queremos límites, algo que nos proteja del caos, de lo amorfo.
Está bien, el límite es algo necesario.
Necesitamos estos límites ilusorios, usamos palabras para nombras las cosas, los sentimientos y las abstracciones.

Pero las dificultades se generan cuando queremos también que el otro comprenda cómo estoy yo "viendo" el ente.
Ya que lo nombraré con la misma palabra que él, pero con distinta significación, porque yo he reparado en algunos de los atributos del ente, y él en otros.
Lo que yo estoy imaginando es un recorte personal, y el otro imagina otro recorte personal.
Es decir, yo fabriqué unos límites para el ente que no son los mismos que fabricó el otro.

En las relaciones personales esto es fuente de grandes malentendidos y de infelicidad. Las personas se sienten restringidas, cuando lo que tendrían que hacer es intentar articular para resolver el malentendido.

Por si la cosa se ha puesto demasiado abstracta con tantos "entes", la bajo poniendo ejemplos. Hombre, mujer, amor, pareja, familia, Carlos Funes, escuela, limpio, yo, sufrir, error son ejemplos de palabras que nombran entes.

Si cuando hablo de un ente nombrándolo lo describo como yo lo veo, con los atributos que he distinguido y los límites que le he fabricado, y junto con el otro intento articular mi ente con el ente que fabricó el otro para sí mismo, la cosa se podría resolver por el momento.

Porque los contenidos imaginarios de cada una de las personas se pondrán en evidencia como compatibles o incompatibles en mayor o menor grado. Y entonces podrán decidir si ambos están dispuestos a usar energías en mantener la relación personal o no.


Acá está la diferencia de Ritsema, te da la clave para resolverlo con el nombre del hexagrama.
En este caso es articular los límites que cada uno a puesto a la cosa para decidir si se pueden compatibilizar o no. Y esa acción se realiza de continuo, como el agua entra y sale del lago y sus márgenes no varían.

Lago Nahuel Huapi, Argentina

Wilhelm, un hombre de la cultura patriarcal y un sacerdote cristiano, no dudó en llamarlo restricción, tal vez por un hábito mental. Es una cultura restrictiva, poco negociadora, más bien dogmática; al igual que la del sabio chino que le enseñó.
Tal vez no entraba en su universo mental la idea de poner los significados sobre la mesa para articularlos. O no lo vio o no se atrevió a hacerlo, y es comprensible.

Me refiero a, por ejemplo, poner sobre la mesa los atributos de su dios para saber si eran compatibles con los del budismo, el induismo o el taoísmo o cualquier otra creencia. Si estaban hablando del mismo ente con distinto recorte y nombre.
Ritsema, director de la Fundación Eranos por más de treinta años, coordinó los esfuerzos de innumerables estudiosos para discernir y elegir las palabras de su versión una a una. Claro que lo hizo durante la década de los '80 y lo publicó en 1992, y el hombre es otro. Era un estudioso, psicólogo junguiano y pensador espiritual sin dogma.
Justamente porque estamos hablando de que las palabras son recortes del ente que se nombra, cada uno de los términos está provisto de un grupo de posibles significados que son otras tantas palabras.
Hay para elegir.

Un trabajo propio del hexagrama 60, la articulación.
A mi parecer este es el hexagrama que identifica a esta versión.

Otra imagen asociada al hexagrama son los tallos de bambu, parecen iguales pero no lo son. Están divididos nítidamente como las líneas de este hexagrama. Cada segmento se articula con el siguiente.


Las líneas muestran distintos casos.
El seis arriba, al tope, te dice que pasó el umbral de compatibilidad, y que aunque sea difícil y amargo, no lo negocies. Porque se trata de un principio superior, ya que está en el lugar del cielo, el 6º puesto. Para ti es innegociable.
Si intentas articularlo sufrirás igual, con el agravante de haber gastado tu energía en algo que te daña.
En este caso es mejor ni decirlo, o ni hacerlo, o ninguna de las dos.

Cuando lo que sale mutando son más de una línea y una de ellas es el seis al tope, habrá posibilidad de acordar en algunas cosas y por algún tiempo.
Y bueno, eso es parte de la vida. Lo provisorio también es un ente.
Muchas veces convivimos con lo provisorio.
Lo interesante del I Ching es que te lo deja en claro.

Las cinco líneas de abajo muestran distintos casos con distinto pronóstico y consejos para la acción.


Este hexagrama también se aplica a la autorestricción, o mejor a la autoarticulación, la introspección. Es decir, cuando revisas tus propios límites, hasta dónde estás dispuesto a llegar.
Un ejemplo extremo, para que lo puedan ver claro, sería la "obediencia debida" en los sistemas militares o en caso de guerra. ¿Cuál es tu límite? ¿Estás dispuesto a bombardear niños? ¿A torturar prisioneros? ¿Sí o no?
Y un caso nimio, diario, ¿Dejarás a tu hijo de 2 años 10 horas en la guardería para pagar la cuota del último modelo de auto que deseas comprar? ¿ Lo articulas o lo haces sin pensar?

Es un hexagrama que te lleva a La Verdad Interior, el hexagrama 61. Porque si lo realizas a conciencia te das cuenta de cómo eres realmente por dentro. Se acaba el autoengaño, sea de la mucha o de la poca autoestima. Te centra, te articula, te limita, te hace nítido, te restringe. Y simultáneamente te transforma.       
¿Donde se ve ésto en el hexagrama? Justamente en sus trigramas, el de abajo lago, el de arriba agua que corre. Es decir, se trata de un lago con ríos que llegan a él y ríos que salen de él. Por eso el agua corre. El agua se renueva, pero la forma y el tamaño del lago son constantes, el lago restringe esta agua que corre dándole siempre la misma forma. La renovación puede ser más o menos lenta dependiendo del tamaño del lago, y de acuerdo con su forma y la posición de los ríos que entran y salen de él. Habrá remansos que se renovarán lentamente y corrientes y olas que dirigirán las aguas en una dirección.

Siberia, Lago Baikal, el "Mar Sagrado" de los mongoles. Contiene el 20% del agua dulce del mundo. Es tan transparente que a simple vista se puede ver hasta 50 metros de su profundidad de 1800. Los mongoles, sus ancestros, crearon el I Ching
Supongo que por eso entre la lista de significados en la versión de Ritsema figura "signo zodiacal". Algo muy nítido, articulado con el resto de los signos, y con gran cantidad de significados posibles de variar a lo largo de los milenios sin dejar de ser lo que son. Parte del camino de una vida.
Pero yo precisaría más, específicamente este trabajo de ir renovando toda el agua, un trabajo de revisión interior, la astrología lo atribuye a Saturno, suele ser llamado el Maestro y también el Guardián del Humbral. Es que para hacer este trabajo hay que analizar la salida de agua del lago para saber si el agua se ha renovado completamente. Es decir, si la revisión se ha completado.
A este proceso es al que se lo llama "trabajo interior".

El resultado es un ser integrado, porque somos enteros pero no integrados. El trabajo es articular las partes que nos componen, con algunas es fácil, con otras no. Hay contradicciones que se tienen que resolver. Es un trabajo de alquimia interior. Este hexagrama reflexiona sobre ese proceso de integración.

Si miramos nuevamente el hexagrama con conciencia de que es un lago cubierto de agua, otra metáfora que se despierta es la del lago helado. Un lago de latitudes altas en invierno. El momento de reposo del año agrícola, un momento en que si no mido bien lo que consumo puedo pasar hambre al final  del invierno. En este caso articular los límites se refiere  a administrar lo escaso, lo acotado. Racionar el alimento es preparar porciones contando los días que me tienen que durar. Una por cada día:  una manzana seca, un puñado de nueces, dos panes, medio vaso de vino, una porción de embutido, un vaso de cerveza, una copita de licor.

Los astrólogos también lo podemos asociar con una vuelta entera de Saturno, que se completa en 29,5 años. Es el tiempo necesario para que revise cada uno de los signos y de las casas astrológicas, y aspecte a cada uno de los planetas de la carta. Cada vida humana completa un máximo de tres vueltas de Saturno. No está mal, no nos podemos quejar de falta de tiempo.

Y una reflexión más, los ríos nacen en las montañas y bajan rápido al valle, allí se detienen en el lago. Lo que el agua vive como restricción es en realidad lo que posibilita que las aguas se mezclen, se conozcan, se revisen, articulen entre sí. Las nuevas con las de miles de años atrás, las limpias con las contaminadas, las dulces con las saladas. El agua que sale no es cualitativamente la misma que entra, se ha transformado. Es bueno para un río tener un lago en sus fuentes. Será un río sabio, como el Nilo. 

Como ven, es una metáfora de un hombre en evolución continua, que se puede trasladar a la humanidad como un todo, y también al universo. En realidad, es una metáfora de la evolución de cualquier ente.
Yo elegí hablar de las palabras porque eso fue lo que me llevó a escribir esta entrada, presenciar una discusión entre alguien que quería "articular" y alguien que no quería o no podía hacerlo. Un "diálogo" con un sordo digno de la 6º línea de este hexagrama. El sordo acá era alguien que se negaba a revisar lo que tenía puesto en el cielo, y que en realidad no lo veía porque nunca lo había revisado.

Hay que ser cuidadoso con esto, aunque sea la línea del cielo hay que tener en cuenta que algunas personas ponen en el cielo su orgullo, su vanidad, su egoísmo, su dogma, su deber ser, su implante ancestral o cualquier otra cosa. Hay cielos de todos colores.
Por eso reitera el I Ching que su uso es para aquellas personas reflexivas, capaces de autocrítica, que buscan superar sus debilidades de caracter. Las que están dispuestas al trabajo interior.
Es decir, el Chung Tzu: ideal de persona que utiliza la adivinación para ordenar su vida de acuerdo con el tao en lugar de guiarse por su caprichosa intención (Ritsema)
El I Ching se usa para saber si, inadvertidamente, estamos forzando al mundo para que sea como caprichosamente nos guste y nos convenga.
Cuando dejamos de querer cambiar a nuestro capricho nuestro mundo, todo se acomoda, es como el lago con su agua que se recambia pero nunca falta ni sobra. El mundo es completo, es perfecto, cuando lo forzamos lo enfermamos.

Es algo difícil de entender, porque nuestra cultura a esto no lo comprende. Yo solo puedo decirles que funciona, que es una fuente de felicidad, tanto personal como para los que te rodean. Ese es otro de los atributos del lago, la alegría, la serenidad.
Tengo una manera gráfica de demostrárselos, comparen las facciones del Dalai Lama y de Benedicto XVI  en reposo, cuando no está posando, y lo verán. El primero considera que el mundo es perfecto, casi igual que Juan XXIII.

Espero que con esta entrada vayan comprendiendo cómo nos habla el I Ching. Nos habla en metáforas.
Porque las metáforas son omniabarcantes, contienen en sí mismas todos los significados posibles para un signo.


Les dejo otras dos entradas sobre el hexagrama 60, me está haciendo pensar mucho en estos tiempos:

http://abatesoderini.blogspot.com/2011/05/el-hexagrama-60-la-restriccion-de-la.html

http://abatesoderini.blogspot.com/2011/05/el-hexagrama-60-o-de-cuando-dejamos.html

Y acá uno reciente:
http://abatesoderini.blogspot.com.ar/2012/08/los-hexagramas-60-y-61-descubriendo-el.html?spref=fb

18 comentarios:

  1. Marta, es muy rico todo lo que escribiste.
    Mi primer duda es: en las relaciones, no tendriamos que ponernos de acuerdo al usar las palabras? Las palabras tienen un significado concreto y uno emocional. El concreto, no varía, el emocional sí. Entonces uno no puede estar en desacuerdo en el significado concreto, pero es viable que me produzca distinta reaccion en lo emocional.. un ejemplo, "gato" es un ser felino domestico, ahora, si yo asocio el gato a las brujas, y no puedo separarlo, entonces dire gato = satanas.
    Pero no puedo participar de ningun dialogo o intercambio, si no acuerdo en qué idioma estoy hablando...Ahi no es posible ninguna articulacion me parece.
    Por ahora es lo primero que se me ocurre acerca de lo que escribiste en el hexagrama... despues sigo
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Hola Mónica,te digo que la cosa es más grosa que eso, porque los contenidos concretos de las palabras también varían.
    Por eso la imagen del lago y su agua que cambia es perfecta. El Lago sería es hardwere y el agua el softwere. Ves que en el lago el recambio de agua es lento y es afectado por las estaciones del año, por los acontecimientos del año digamos.Las tormentas lo agitan, el calor del sol cambia su densidad, el incendio en el bosque cambia su acidez. El agua profunda es fría y quieta, cambia más lento, etc. Hay para pensar.
    Igual las palabras, un ejemplo. ¿Porqué llamamos banco al lugar donde se guarda el capital social? Y si reparas en mi definición "el lugar donde se guarda el capital social" ten por seguro que muchos no acordarán con mi definición. Dirán "es el lugar donde se guarda el capital privado" Ves, es mi propio mundo el que da contenido a la palabra.

    ResponderEliminar
  3. Si, pero decir capital social, no es expresar una opinión personal, acerca de a quien pertenecería (tomando este caso) el fruto del trabajo colectivo? (yo entendi eso, al menos, que quisiste decir =)..)
    Porque existen quienes te explicarían con sus propios argumentos el porqué le dirian privado....
    uy... qué complicado! Pero me gustan estos juegos mentales... aunque a veces termino enredada de la idea principal
    Si, me refiero a que lo mas objetivo seria decir: "un banco es un lugar donde se guarda dinero".
    La palabra "Pueblo"... seguro que para mi representa una cosa, pero para otro otra, por eso hay que remitirse a la del diccionario.
    Pienso... vos tenias Mercurio en Piscs no...y en 12 era? Son hermosisimas las traducciones que haces del I ching, es como si lo hubieras escrito vos, tan natural y tan compleja a la vez...
    Tengo que reconocerte que a veces me confundo con lo que escribis, es dificil de explicar, es como si abrieras la fantasia con las imagenes, entonces en vez de seguir el hilo me cuelgo.

    ResponderEliminar
  4. Es que siempre hablamos desde lo personal, desde nuestro propio recorte, por eso es necesario articular lo propio con lo ajeno.Con algunas personas es más fácil y rápido, pero todos tenemos puntos sensibles que se disparan por los contenidos emocionales asociados a las palabras.
    Mira lo que sucede cuando miramos el arcano El Papa. En realidad es alguien o algo que hace nexo entre cielo y tierra, como la sexta línea del hexagrama 60.
    Pero la figura es el Papa, y es muy cuestionable para algunos, no es universal. Eso le quita eficacia para mostrar lo que significa, es como una palabra que solo vale para los que consideran al Papa como una autoridad espiritual sólo por el hecho de ser Papa.No por sus méritos personales.O sea que se relaciona con el dogma de la iglesia católica. Una reducción se significado, porque provoca inmediato rechazo en los que no adhieren al dogma católico.
    Ves, el nivel de universalidad para esa carta, para ese signo, para ese hardwere, para la materialidad de esa imagen,para esa "palabra" es escaso, un 10% de la humanidad.
    Y entonces tenemos que entrar a explicar lo que significa, y bla, bla y bla, y todo se hace más largo y enredado.

    ResponderEliminar
  5. Mónica, releí tu comentario.
    Eso que te sucede con las imágenes, que te pierdes, es un aprendizaje lento. Los significados van apareciendo en el I Chig.
    Porque te posicionas frente al hexagrama y lo miras con conciencia del significado de sus trigramas componentes y nucleares, y de cómo se entrelazan. Y va surgiendo, y primero es de una abstracción total. Y cuando consultas a lo largo de tu vida y sale el hexagrama vuelves a mirarlo, pero esta vez lo tienes que aplicar a una situación concreta, vivencial. Tienes que bajarlo al mundo. Y cada situación es única. Y el hexagrama es universal. Esa transposición es el dilema. el acertijo.

    ResponderEliminar
  6. Bueno, pusiste un ejemplo claro con la carta del Papa, a mí me produce mala sensación siempre que sale, y tengo que buscar en mis libros para recordar cual es el significdo anterior al momento en que el papa se convirtio en simbolo de lo que es hoy. Incluso, tan poco contacto puedo hacer, que nunca recuerdo el significado, siempre vuelvo al que pienso yo.

    ResponderEliminar
  7. hola Marta,,ante todo gracias por ilustrarnos,,,aprendo mucho sobre el Iching leyendo tu blog pero igual soy nueva en esto, quiero consultarte, pregunte por mi hexagrama personal el que me identifica y me salio el hexagrama 60, mutando al 59, en la primer linea un nueve y al tope un 6,, el hexagrama 60 habla de la restricción, el ahorro en la vida cotidiana, la economía,,,tal vez lo estoy interpretando muy literal porque mi vida ha sido así, todo restringido el dinero el amor, las oportunidades, puedes ayudarme por favor con la interpretación. un abrazo desde Colombia y gracias

    ResponderEliminar
  8. Hola CApri,
    sí, eso es el 60.
    ¿Has migrado, te has ido? porque el 59 puede muy bien ser eso. Dejar lo limitado, acotado y restringido para buscar otros lugares. Como un río crecido que te lleva con él. También es un superviviente de un naufragio.Algo como la vida de Pi. Madera en el agua, un árbol arrastrado río abajo en la inundación.

    ResponderEliminar
  9. gracias Marta, me emocione al ver tu respuesta, me pregunto si soy yo la que me he limitado inconsientemente, o si mi destino es la limitación, es mi aprendizaje en esta vida? es lo que me quiere decir el hexagrama?.

    un abrazo con agradecimiento.

    ResponderEliminar

  10. Supongo que siempre es uno-y-sus- circunstancias, porque son inseparables.

    No preguntaste por tu destino, sino por tu hexagrama personal. Es como una foto de tu personalidad. Al menos de tu personalidad en este momento de tu vida, porque eso no permanece sin cambios. En este tiempo es así y la vida es larga.
    Saludo afectuoso

    ResponderEliminar
  11. Personalidad que es uno-y-sus-circunstancias, ok?

    ResponderEliminar
  12. Gracias Marta, seguiré estudiando.
    Aprovecho para preguntarte si conoces a alguien en Bogotá que dicte cursos para aprender a interpretar el ICHING, he buscado pero no encuentro, lo poco que se lo he aprendido leyendo tu blog, haciendo mis consultas personales y tratando de abrir mi mente, mi corazón, mi intuición sobre las posibles respuestas, la verdad me encantaría aprender más,, me parece que en Argentina son más dados a estos temas espirituales aquí en Colombia son más religiosos y no es mi caso, te agradezco si me puedes orientar o recomendar a alguien.

    Eres una respuesta a mi búsqueda
    para aprender sobre el ICHING, quiero encontrar a alguien aquí en Bogotá con las mismas inquietudes espirituales mías.

    consulta extraoficial con el hexagrama,,,jejejeje

    Namaste.

    ResponderEliminar
  13. No has encontrado pero los hay en Colombia. Tengo muchos lectores allí, en las estadísticas de este blog están España y Argentina muy adelante y luego México y Colombia. Si tienes en cuenta que México tiene 100 millones de habitante y Colombia 40, Colombia le saca la delantera.
    El mejor maestro es el I Ching y tu propia vida. Ambas cosas juntas te van enseñando y en el camino aprendes a vivir bien y a interpretar bien el I Ching.
    Lo que viene a ser algo similar a lo de uno-y-sus-circunstancias pero que dice mi-vida-y-el-I Ching.
    En la columna lateral del blog encuentras RECURSOS para estudiar y en la barra superior hay muchas entradas de Uso del I Ching. Eso y tu propia vida reflexiva con el I Ching. El 60 es muy bueno para eso y el 59 también.
    Buena suerte!

    ResponderEliminar
  14. CaPRI, busca a Catalina Castaño en el facebook, ella es de Medellin. Ya te presenté con ella.
    Saludos

    ResponderEliminar
  15. Ayyy Marta...! GRACIAS gracias gracias.. Me has dado una gran claridad a mi entendimiento de este hexagrama tantas veces presente en mis tiradas.. Ahora me queda MUY claro su significado y el cómo lograrlo.. ésto de tener que transitar este camino de la mejor manera y lograr hacerlo con éxito..! Y especialmente con éxito para todos los implicados..

    ResponderEliminar
  16. Ayyy Marta.. gracias por tanta claridad que le das a los hexagramas.! La restricción.. luego de repetidas veces que me sale, puedo ahora conocer su esencia.. creo haber llegado al fin a entender su verdadero significado. Me salió con la 5 mutante.. y eso me resultó esperanzador.!

    ResponderEliminar
  17. Pues eso me alegra mucho, gracias Patagonia. Un abrazo afectuoso

    ResponderEliminar
  18. Mónica, la 5ª del 60, la dulce restricción, jejejjeej
    Es una línea preciosa porque uno la siente en el corazón. No cuesta esa restricción, es fácil y muy natural. Es porque al cambiar la quinta Agua se hace Tierra y Tierra es dulce. Ese es el sabor del elemento tierra, dulce.

    Uno siente esa dulzura en el corazón (Agua es el corazón y está arriba en el 60) y es lo que te mueve al acercamiento con lo que está abajo y adentro, el 19. Lee la 5ª del 19 también.
    La advertencia del 19 es a no descuidar lo que se ha logrado, porque es un logro pasajero que tiene que ser monitoreado, seguido. Consulta más adelante, cuando sientas que es necesario y pide consejo.

    Un saludo afectuoso Mónica y buena fortuna!

    ResponderEliminar

No se aceptan comentarios anónimos ni aquellos que no se correspondan al tema de la entrada. Este es un sitio para compartir y discutir, no solicite lecturas. Está activado el moderador de comentarios por lo que será publicado luego de que yo lo lea. Activen el comando "Avisarme" para que les llegue su publicación y mi respuesta.
Gracias por participar con nosotros.