¡BIENVENIDO!

En este blog se comentan los 64 HEXAGRAMAS del I CHING y se comparten experiencias para divulgar su uso y facilitarlo. Les recuerdo que todos los hexagramas tienen distintos niveles de lectura, pueden señalar a distintas dimensiones de nuestras vidas, y eso depende de la índole de la pregunta que se haga. Por eso se usan analogías e imágenes en donde pueda reflejarse toda la gama de preguntas-respuestas.
Es necesario aclarar que acá o en privado no se hacen lecturas de las respuestas a tus consultas. Este no es un sitio comercial.
Si deseas compartir, comenta tu lectura en el hexagrama correspondiente y la comentaré si puedo aportar algo.
Si necesitas orientación para tu lectura busca en la página Uso del I Ching y en Recursos para las lecturas en la columna lateral.
Hay varias entradas para cada hexagrama, usa el buscador del blog en la columna lateral o entra a las páginas de arriba para encontrarlas. La página Uso del I Ching tiene artículos que tal vez puedan mejorar tus técnicas.
Todo está ordenado y a tu disposición. Bienvenido.

1 de agosto de 2011

I Ching, la intuición y los deseos.


En la consulta al I Ching la intuición juega un papel fundamental.
¿Cómo, de qué manera?
¿Cuándo se juega la intuición, y cómo se distingue de lo que estoy deseando o temiendo?

Según mi experiencia eso surge del intercambio entre la imagen, el consultante y el intérprete o comentarista de los textos.
Los trigramas son 8 y cada uno es evocador de infinidad de conceptos y objetos, estudiar los trigramas es esencial para las lecturas. Cada signo de los 64 es una imagen y un escenario compuesto por los trigramas componentes y los trigramas nucleares. Hay un entrelazarse de imágenes y significados entre los cuatro trigramas. Las posiciones relativas de ellos componen una imagen omniabarcante de la situación que se consulta. A esto se agrega el ideograma que como tal es evocador de imágenes

Proceder a hacer la lectura de la consulta y su respuesta es como un girar en círculos por encima del objeto -la consulta y su respuesta- con la herramienta que son las imágenes hasta hacer encajar una con otra. Giramos como un halcón que busca una presa hasta que la encuentra. Y a esto lo aprendemos a hacer haciendo; igual que aprendemos a escribir, escribiendo; a hablar, hablando.

Halcón peregrino, sus ojos  son de una extrema agudeza

Las palabras del texto dicen menos que la imagen, la reducen. Porque es una traducción de una particular mirada sobre la imagen. Una mirada teñida de la inevitable subjetividad de la cultura y la historia del sujeto que escribió el texto al que se agrega la particular mirada del traductor. Texto de otro texto, de otro texto.
Si pretendemos universalizar el I Ching debemos ceñirnos a sus imágenes, a sus ideogramas y a sus signos. Lo que no significa descartar completamente el texto, sino la necesidad de conocer la cultura y el momento histórico de su factura a lo que se agrega la mente del traductor y recién entonces tomar el texto como referencia.
Como eso es algo para expertos, el común de las personas encuentra en los textos un galimatías insoslayable. Cosa que no sucede con las imágenes.

La imagen es imaginación, y la imaginación vuela. Por eso uso la metáfora del halcón, y porque es un ave de presa. Y eso es lo que intentamos, apresar el significado de la respuesta que se ajuste a la consulta. La imaginación funciona sobre lo que hay y maquina mundos posibles, significados posibles en el mundo real. No es la fantasía, que inventa un mundo inexistente y maquina sobre él sin consecuencias en el mundo real.



En lo subjetivo del consultante está el significado, porque es lo que significa para el consultante, no para Wilhelm, o para cualquier otro traductor; o para mí, si soy la que ayuda al consultante en su vuelo.

Halcón con caperuza

La actitud del intérprete o comentarista, del que ayuda al consultante a hacer la lectura, ha de ser desapegada.
No está involucrado emocionalmente en el objeto de la consulta. Está en condiciones de apartar lo deseante del consultante porque no tiene deseos. Se mantiene neutro y así puede desenmarcarar al consultante. Ayudarlo a desapegarse de sí mismo, a verse como la presa y también como el halcón. Como cuando el halconero quita la caperuza al halcón y lo deja en libertad.
El intérprete o comentarista no trata de influir o condicionar al consultante. Le presta sus imágenes, se las expone, las va creando, despliega el panorama; y el consultante inicia la cacería. Por eso es tan importante contar con un compendio de interpretaciones y comentarios lo más amplio posible si uno todavía no domina los significados de los trigramas o no se quiere dar el trabajo de estudiar la estructura del signo o meditar en los ideogramas.

Distinto es cuando consultante y lector son la misma persona. Eso lo dan los años de uso del libro, y el autoconocimiento. La capacidad de desapegarse de sí mismo no es algo que se alcanza con facilidad, lleva tiempo. Lo que deseo y lo que temo interfieren en las lecturas. Tener eso en cuenta disminuye el riesgo.

Así lo uso yo, uso todo lo que hay disponible como información y no sólo el texto, porque es evidente que muchos hexagramas hacen referencia a un código ajeno a nuestra cultura e historia y la mente que los ha creado y traducido está hablando con significados desconocidos para nosotros. Hay que hacer una doble transpolación de significados sobre los textos. En cambio la imagen y el signo son universales. Como lo es el ideograma, que transmite una idea que se puede expresar en cualquier idioma.
Les muestro los recursos disponibles para ingresar a la interpretación de un hexagrama:

Arriba, Signo
Imagen: Tierra abajo, Cielo arriba, los trigramas componentes
Montaña abajo, Viento arriba, los trigramas nucleares
Nombre: La Obstrucción, en la traducción de Wilhelm
Numeración en la secuencia Wen: 12
Abajo, ideograma del hexagrama doce

否 P´I= ideograma: “boca y no”, comunicación bloqueada/ obstruir, cerrado, atascado, bloquear el camino, obstáculo/ infortunado, perverso/ rechazar, desaprobar, negar/ estancamiento.
Esta interpretación del ideogarama P'i está en la traducción de Ritsema y Karcher.
La grafía superior es un pájaro con las alas desplegadas volando hacia el cielo, la inferior es una boca y es hablar. No hay comunicación posible, el espíritu se aleja de la tierra, todo se bloquea, hay malos entendidos o mala intención, estoy en un lugar donde nadie entiende el idioma en que hablo, nadie me habla, me han aislado.estoy leyendo poesía a los cerdos. Y cualquier otra idea que les surja de este ideograma compuesto por un pájaro que sube y una boca abierta que queda abajo.

Entonces sucede que leer en alto los textos del libro es sólo un comienzo, es sólo sacar al halcón de su jaula y hablar con él en el lenguaje con que lo hemos domesticado.
En ocasiones la lectura que hacemos de la respuesta a nuestra consulta es muy rápida, casi automática. Y en otras requiere de mucha reflexión, porque lo que se busca está velado porque es desconocido o hemos preguntado sin tener en claro lo que queremos preguntar o cómo construir una pregunta certera, que dé en el blanco.
La lectura entonces es algo que se entrevé en una bruma o entre el polvo levantado por el viento. Disolver la bruma, que se asiente el polvo, es lento. Hay que esperar sin apuro, usar la paciencia, volar en círculos aguzando la vista y distinguiendo unos objetos de otros a lo lejos, en lo alto. La presa se muestra sola, no puedo hacer que se muestre desde lo alto, sólo puedo distinguirla cuando se mueve. Mi presencia, mi volar en círculos hace que se mueva. Entonces la veo.

Todos los hexagramas son antes que nada, imágenes; y más profundamente, son signos. 64 signos. La intuición se dispara cuando el halcón divisa la presa, nunca antes.

El I Ching es para artistas de la imagen que han volado mucho con el libro, para soñadores en vela. Es literatura y arte, y un sinfín de significados para cada imagen.
Y una sola es válida, esa que encontramos en un relámpago de intuición. Cuando intérprete, consultante y significado son uno.

También puedo decir que la caza con halcón es una actividad donde el halcón, el halconero y la presa son uno. Y volar con el halcón una experiencia extraordinaria.

Amanece, la presa hambrienta está saliendo de su madriguera. 
Ninguno de los tres ha comido

Lo que nos impulsa a usar este libro es el hambre de significado


4 comentarios:

  1. Maria: Hola Marta!!Quiero agradecerte desde lo más profundo de mi Ser toda la sabiduria que me aporta tu mirada con cada reflexión desplegada, como las alas que despliega el halcon, que me ayuda a conectarme con ese saber sabio que cada cual está llamado a comprender. Agradezco al instante en el cual hice un clik en este espacio lleno de luz y sobre todo un Amor virtuoso que enaltese el alma. Te saludo con el corazón

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Maria. Me alegra mucho que así sea y que el blog te acompañe en tu viaje con el libro, esa es la voluntad con la que escribo.
      Un abrazo afectuoso, gracias; es bueno para mí saber esto.

      Eliminar
  2. Anónimo22/2/17 9:07

    Hola! Poco a poco estoy familiarizándome con ciertos hexagramas que me salen. Y a veces me sorprendo por cómo las líneas con sus dictámenes dicen como si me respondieran textualmente a la pregunta, con una claridad extraña...

    Lo que quería preguntar era dos cosas. a) Por qué funciona el I Ching? Cómo se ajustó al flujo del universo? Es una ciencia más allá de toda ciencia, diría que hasta es magia.

    b) Aún no sé el significado de los trigramas. Me cuesta reconocerlos. Veo a Sun, Veo a Tui. Y ahí quedo. COn unos días me acordaré, pero, mi problema es poder captar la esencia.

    Además cada hexagrama contiene varios trigramas, no solo dos, verdad?
    En el 57 están las 3 hermanas, sólo que no las encuentro en orden, no es que primero está Sun, abajo, luego, Li, luego Tui!

    Perdón por consultar tanto, je

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, funciona porque es un espejo del mundo. Hay artículos en Uso del I Ching donde reflexiono sobre esto.
      Sin conocer los trigramas no puedes hacer una lectura, lees los textos y los comentarios de otros y tratas de entender lo que dicen pero en realidad no estás comprendiendo. Sólo estás buscando una receta para resolver alguna cuestión pendiente en tu vida, algo no resuelto aún.
      Esto es un camino que te va abriendo a un panorama mayor a medida que asciendes caminando por un sendero de montaña. Cada tanto, muchos años, hay grandes clics, grandes comprensiones súbitas, esas que se muestran con el hexagrama 55, La Abundancia.

      Nunca encontrarás a las hermanas en orden, ni a los hermanos. Para eso hacen falta 7 lineas. Comprobalo con lápiz y papel.
      Ok, todo bien, saludos

      Eliminar

No se aceptan comentarios anónimos ni aquellos que no se correspondan al tema de la entrada. Este espacio de comentarios es para compartir las lecturas, no para utilizarlo como consultorio personal. Está activado el moderador de comentarios por lo que será publicado luego de que yo lo lea. Activen el comando "Avisarme"del formulario de comentarios para que les llegue su publicación y mi respuesta. Gracias por participar con nosotros.