¡BIENVENIDO!

En este blog se comentan los 64 HEXAGRAMAS del I CHING y se comparten experiencias para divulgar su uso y facilitarlo. Les recuerdo que todos los hexagramas tienen distintos niveles de lectura, pueden señalar a distintas dimensiones de nuestras vidas, y eso depende de la índole de la pregunta que se haga. Por eso se usan analogías e imágenes en donde pueda reflejarse toda la gama de preguntas-respuestas.
Es necesario aclarar que acá o en privado no se hacen lecturas de las respuestas a tus consultas. Este no es un sitio comercial.
Si deseas compartir, comenta tu lectura en el hexagrama correspondiente y la comentaré si puedo aportar algo.
Si necesitas orientación para tu lectura busca en la página Uso del I Ching y en Recursos para las lecturas en la columna lateral.
Hay varias entradas para cada hexagrama, usa el buscador del blog en la columna lateral o entra a las páginas de arriba para encontrarlas. La página Uso del I Ching tiene artículos que pueden mejorar tus técnicas.
Todo está ordenado y a tu disposición. Bienvenido.

3 de noviembre de 2011

Reflexiones y especulaciones sobre las líneas 3 y 4 en los hexagramas del I Ching


Consultar los libros que hemos leído es más simple y fácil ahora pero así lo hicimos siempre;
subiendo a la escalera.Podemos volver a hacerlo de ser necesario; mientras tanto, agradezco a la web.


Todos los comentarios que he leído al respecto de los hexagramas del I Ching hacen referencia a los trigramas nucleares como aquellos que explican íntimamente la situación en curso.
Si cuando consultamos el I Ching además de consejos para la decisión y la acción, buscamos explicaciones y entender lo que nos sucede, estos trigramas deben ser tomados en consideración en las consultas.
Los trigramas nucleares son aquellos que se forman entre las líneas 2, 3 y 4, que es el nuclear inferior; y las líneas 3, 4 y 5, que es el nuclear superior. Como pueden ver en el esquema adjunto en las líneas 3 y 4 se superponen los trigramas nucleares con los trigramas que componen el hexagrama.
Digamos que las líneas 3 y 4 está muy "cargadas" de significado. Las dos concentran el significado de los cuatro trigramas en consideración.
Como principio general para la interpretación: la línea tres hace referencia a la cultura familiar y más próxima. La línea 4 a la cultura de la sociedad mayor en la que vives; aquí, en la cuatro, es donde uno comienza su individualización.



El pensamiento que informa al I Ching considera Tres Potencias Fundamentales, la Tierra, el Hombre y el Cielo. Le asigna los dos primeros puestos a la Tierra, los dos segundos al Hombre y los dos terceros al Cielo en las seis líneas de cada hexagrama.

Como ven, el I Ching no se diferencia en nada de otras filosofías o pensamientos o conocimientos o sabidurías ancestrales. Todas consideran al hombre en su condición de mediador entre  Tierra y Cielo.
Materia y Tiempo, Madre y Padre, Naturaleza y Espíritu, Pasado y Futuro, Origen y Destino, Estar o Tener y Ser, y muchos más pares de opuestos de ésta índole.
El Hombre media entre los dos en el Presente Continuo que es su vida. Le corresponden las líneas 3 y 4, las "cargadas".

Presente continuo es un modo verbal que no existe en castellano, eso nos dificulta entender el presente continuo a los que hablamos esta lengua. Como a los que hablan inglés se les dificulta entender la diferencia entre ser y estar, distinción que guarda una estrecha relación con el hecho de que no tengamos en nuestra lengua el presente continuo. Porque en presente continuo estamos siendo, y no se concibe ser sin estar o estar sin ser. Entonces va de sobra la distinción.

Nuestras lenguas explican nuestra visión del mundo, por eso se dice que conocer lenguas  es imprescindible para la comprensión del mundo. Como lo que queremos comprender en este caso es el I Ching, una traducción inglesa vendrá con esa visión incluida y una española no.
Estando-siendo te transformas en el cambio continuo que es tu vida en este mundo-bajo-el-cielo. No se concibe ser sin estar, materia sin tiempo o tiempo sin materia en este nivel de la realidad. Y en las líneas tres y cuatro las cosas no se distinguen bien, Cielo y Tierra se superponen a los nucleares.
Y la dificultades surgen cuando creemos que lo sabemos todo, o cuando nos sentimos muy seguros de lo que somos, y con todo lo material bajo control.
Cuando estamos en dificultades y consultamos al I Ching y pedimos ayuda en las situaciones de crisis y conflicto, tanto interior como exterior.
Nuestras pedestres y usuales consultas, lo que nos aflige, lo que no podemos entender, todo eso que nos lleva al libro para buscar consejo.

Es claro que en el I Ching la visión del Cielo Anterior subyace a toda manifestación en el Cielo Posterior, pero me estoy refiriendo a lo pedestre, a lo de todos los días.
Y es claro también que recurriendo al libro para lo pedestre poco a poco se te hace manifiesto lo trascendente. Pero eso es otra cuestión. No puedo referirme a eso ahora porque tendría que escribir un libro, y ésta es una pedestre entrada de un blog pedestre.
Un pedestre blog es un lugar donde pensamos en voz alta hablando con nosotros mismos y con otros, y que otros escuchan. Algo imposible veinte años atrás, algo muy nuevo y de consecuencias extraordinarias. Aunque mañana se caiga Internet las consecuencias seguirán siendo extraordinarias. Es una experiencia transformadora, ya no somos lo que éramos.

Materia sin tiempo o tiempo sin materia en el-mundo-bajo-el-cielo es lo no-creado, lo no-existente, lo no-manifestado, y también lo eterno. La nada(no-materia) y la eternidad(no-tiempo).
Es decir, todo aquello que sólo puede existir en una mente humana, en tu mente humana acá, en el-mundo-bajo-el-cielo.
Un  sentimiento, una creencia, una intuición, una comprensión, una creación, un recuerdo; esas cosas invisibles e inmateriales pero completamente existentes en un lugar que es como el hiperespacio.
Un lugar incomprensible y con un tiempo laberíntico que viene y va del pasado al presente y a la inversa y pasando por el presente se proyecta al futuro.
Un futuro que aún no existe en-el-mundo-bajo-el-cielo pero sí en nuestra mente que proyecta. Un pasado que no existió en el-mundo-bajo-el-cielo pero se guardó en la memoria como existente.
Porque las cosas en nuestra memoria son como las recordamos haber vivido, no como fueron objetivamente. Y hasta es posible dudar de si lo objetivo existe por fuera de nuestra mente.
Como bien lo saben los que buscan testigos de un incidente, cada testigo tiene su propia versión del "hecho". Y la "reconstrucción del hecho" pone esto muy en evidencia.

Hemos llegado entonces al punto, los hombres viviendo construimos sentimientos, creencias y demás en nuestra mente consciente.  Eso es lo que está en las líneas 3 y 4, esas que son tan conflictivas y donde se superponen los trigramas nucleares con los trigramas componentes.

En la línea tres están más los sentimientos porque se vincula con nuestra memoria corporal, con nuestra materialidad, con lo que impactó en el cuerpo, lo que dejó una marca.
En la cuatro están más las  creencias que construimos en base a esos sentimientos y a nuestras percepciones del mundo exterior en el aquí y ahora.

Igualmente está todo mezclado, las líneas tres y cuatro pueden ser muy caóticas, como se ve en muchos hexagramas. Pero son las nuestras, ésa es la condición humana, y nada ni nadie puede hacer la tarea por el hombre, la tenemos que hacer nosotros mismos. Cada uno de nosotros, como tanteando hacia abajo y hacia arriba, largando tentáculos, como un pulpo.

Creta- Jarra del minoico tardío. Un  pulpo perplejo

O como Teseo que entró al laberinto y salió llevando la cabeza de Minotauro, porque lo caótico de estas líneas es el laberinto personal de cada uno.
Teseo lo pudo hacer por mediación de Ariadna, Ariadna que le dió el ovillo de hilo de oro que le permitió volver a encontrar la salida. Porque Ariadna era hiladora y tejedora, que es una manera  simbólica de expresar el transcurso del tiempo y el destino. Un tiempo laberíntico que es el de nuestra subjetividad.


Ariadna entrega el hilo a Teseo. Grabado de  Baccio Baldini- 1460.

Este mito, el del destino de Teseo y el de Ariadna, que recorren juntos parte del camino y luego se separan, está en la cuarta línea del hexagrama 1, lo Creativo, y en la cuarta del 2, Lo Receptivo.
Lo usaré para referirme a la línea 4 del Hombre en su versión yin extrema y yang extrema.

La cuarta de Lo Cretivo dice así en la versión de Ritsema:

Quizá retozar situado en el abismo
Avanzar, sin falta por-cierto

Está bailando en el abismo, allá en el fondo del abismo se arremolinan las aguas, la fuerza de lo creativo lo impulsa, lo sostiene sobre el abismo y el quizá retoza sin sentido, digamos que pierde el tiempo, se distrae; y quizá no, más bien es que está indeciso. No hay falta si se avanza.

Esta línea puede estar describiendo la actitud de Lo Creativo cuando recorre el laberinto, en el abismo oscuro donde se pierde la orientación, no hay referencia en el abismo, en el laberinto tampoco. Lo Creativo avanza sin pausa hasta encontrar el Minotauro. El tiempo es su instrumento.

Allí en el abismo es donde se avanza sin error, sólo sucede esto en la cuatro de Lo Creativo, es el poder de la cuarta línea de lo creativo que ya vimos presente en la cuarta del 34.

La decisión de Teseo fue avanzar y seguir avanzando, muerto el Minotauro, abandona a Ariadna y vuelve a Atenas
Esta línea cambiando conduce al hexagrama 9, y acá en el hexagrama 9 se trata de superar una condición que en los textos antiguos  se llama la superación del pequeño veneno. Un trago amargo que lastima pero no mata. Algo que no gusta pero es necesario hacer. O algo que sucede por descuidar los pequeños detalles, por falta de planificación minuciosa. De hecho su padre se suicida porque Teseo olvida cambiar las velas de su nave.

También puede ser designado como la superación del pequeño veneno la traición de Teseo, porque abandona a Ariadna, deja atrás la via del santo y sigue la del héroe, es la que se corresponde mejor a la condición totalmente yang del hexagrama 1.
Para su condición yang avanzar en el camino que es su destino es sin falta. No puede hacerse responsable por el destino de Ariadna.
Y esa traición ensucia su figura, los héroes no son puros, tienen vilezas y vicisitudes de todo tipo en su camino, no son santos. Aprenden actuando, digamos que por ensayo y error. Cosa que también se ve en el mito de Heracles, o Hércules para los romanos.
Terminan el camino llenos de cicatrices y recuerdos de muchas vilezas y errores. Recuerdos muy útiles para no cometer lo mismos errores dos veces y que las gentes pasan por alto.
Esa es la superación del pequeño veneno. Los errores del héroe se olvidan, se minimizan a la luz de sus hazañas. Aclaro que considero que el error de Teseo no fue abandonar a Ariadna, sino haberse comprometido con ella. Claro que lo tuvo que hacer para conseguir el hilo. Y entonces no hubo error en la situación final de ambos. Teseo hizo lo que tenía que hacer, y Ariadna también, como ya veremos. Ven, hasta yo paso por alto esas transgresiones a la ética de los vínculos.
Le ha de haber costado a Teseo esa decisión, un trago amargo para su entereza.

Teseo siguió el laberinto afuera, en el mundo, en la acción. La vía del héroe. Porque el destino de Teseo fue el del peregrino y el fundador y el rey y el legislador y el héroe que unió su vida a Atenas y a Palas Atenea.

Atenea, Teseo y el Minotauro



Y qué le sucede a Ariadna cuando se ve traicionada por Teseo. Ella se encierra a llorar su desesperación.

 El Lamento de Ariadna de Nietzsche:

¿Quién me calienta, quién me ama todavía?

¡Dadme manos ardientes!
¡dadme un brasero para el corazón!

Tendida en la tierra, estremeciéndome,
como una medio muerta a quien se le calienta los pies,
agitada, ay, por fiebres desconocidas,
temblando ante glaciales flechas agudas de escalofrío,
cazada por ti, ¡pensamiento!

¡Innombrable! ¡Encubierto! ¡Aterrador!

¿Tú, cazador entre las nubes!

¡Fulminada a tierra por ti,
ojo sarcástico que me mira desde lo oscuro!
Así yazgo,
me doblo, me retuerzo, atormentada
por todos los martirios eternos,
herida,
por ti, el más cruel cazador,
tu desconocido, dios...

¡Hiere más hondo
!¡Hiere de nuevo!
¡Pica, repica en este corazón!

¿A que viene este martirio
con flechas de dientes romos?
¿Qué miras otra vez
sin cansarte del tormento humano
con malévolos ojos de rayos divinos?

¿No quieres matar,
sólo martirizar, martirizar?
¡Para qué martirizarme a mí,
malévolo dios desconocido?

¡Ah, ah!

¿Te acercas sinuoso
en semejante medianoche?...
¿Qué quieres?
¡Habla!
Me estrechas, me oprimes,
¡ah, ya demasiado cerca!
Me oyes respirar,
acechas mi corazón,
¡celoso!
-¿pero celoso de que?-
¡Fuera, fuera!

¿para qué la escala?
¿quieres subir
adentro, hasta el corazón,
subir hasta mis más
secretos pensamientos?

¡Impúdico! ¡Desconocido! ¡Ladrón!
¿Qué quieres sacar robando?
¿Qué quieres sacar escuchando?
¿Qué quieres sacar atormentando?
¡tú, atormentador!
¡tú, dios verdugo!
¿O como el perro debo
refregarme contra el suelo ante ti?
¿Sumisa, embelesada fuera de mí
menear la cola por amor?

¡Es inútil!
¡Punza otra vez,
aguijón el más cruel!

No soy tu perro, sólo tu presa,
¡cazador el más cruel!
tu más orgullosa prisionera,
bandido tras las nubes...
¡Habla al fin!
¡Tú, encubierto con el rayo! ¡Desconocido! ¡habla!
¿Qué quieres, salteador, de mi?...

¿Cómo?
¿Un rescate?
¿Qué quieres de rescate?
Pide mucho, ¡lo aconseja mi orgullo!
Y habla poco, ¡lo aconseja mi orgullo!
¡Ah, ah!¿a mí es a quien quieres? ¿a mí?
¿a mí entera?...
¡Ah, ah!
¿Y me martirizas? ¡Loco que eres un loco!
¿Requetemartirizas mi orgullo?

Dame amor, ¿quién me calienta todavía?
¿quién me ama todavía?
dame manos ardientes,
dame un brasero para el corazón,
dame, a la más solitaria,
a la que el hielo, ¡ay!, siete capas de hielo
enseñan a añorar enemigos,
da, sí, entrega,
enemigo el más cruel,
dame ¡a ti!..
¡Se acabó! Entonces huyó él,
mi único compañero,
mi gran enemigo
¡mi dios verdugo!...
¡No!
¡vuelve!
¡Con todos tus martirios!
Todo el curso de mis lágrimas
discurre hacia ti,
y la última llama de mi corazón
para ti se enardece.

¡Oh, vuelve,
mi dios desconocido! ¡mi dolor!
¡mi última felicidad!...


Un rayo. Dionisyos aparece con esmeraldina belleza.

Dionysos:

Sé juiciosa, Ariadna...
Tienes orejas pequeñas, tienes mis orejas:
¡mete en ellas una palabra juiciosa!
¿No hay que odiarse primero, si se ha de amarse?...

Yo soy tu laberinto...

Esta vivencia se corresponde con la cuarta línea del hexagrama 2, Lo Receptivo. Dice así en la versión de Ritsema:

Liado-en la bolsa, sin falta, sin elogio.
Reflexión no dañosa por-cierto.

Las vivencias de Ariadna son algo que sucede en su interior. No son hazañas de un hombre público en el mundo social. Es introspectivo, la búsqueda del conocimiento adentro, por reflexión, bucear en el laberinto interior. Atravesar una depresión profunda y superarla.
Ariadna no usó Prozac, y por eso pudo encontrar a Dionisios.
¿Cuánto tiempo le llevó hacerlo? Quién lo sabe, el tiempo que haya sido necesario. Ariadna era una princesa, hija del rey de Creta, no tenía que volver a trabajar pronto para evitar gastos a la empresa o al estado, o estar alegre para no alterar el clima de la familia, o sacar buenas notas en el colegio o cualquier otro motivo subalterno que nos lleve al Prozac.
La depresión, la melancolía de los antiguos, es la oportunidad para la alquimia interior. Pero no nos gusta que estén deprimidos a nuestro alrededor. No hacen su trabajo y hay más carga para nosotros.

Melancolía, por Alberto Durero

Piensen si el Prozac es Dionisios. Dionisios más bien es el alcohol, un recurso a mano para superar la depresión y muy usado, y lo que le sucedió a Ariadna también puede ser que recurrió al vino. Y el hexagrama 16 puede ser una buena borrachera. Una bacanal.

Y recuerdo ahora un pequeño texto taoista que leí una vez en un librito de Octavio Paz que llamó Chuang Tzu, y editó Siruela en España. Este texto se llama Elogio del vino, y es muy coherente con la vía yin que elige el taoismo.
Lo extraordinario de la cosa, Octavio Paz considera a Chuang Tzu un contraveneno. Y es claro que por esta vía yin no pasas por el pequeño veneno del hexagrama 9, sino que accedes al 16, El Entusiasmo

Este es Chuang Tzu, me parece muy logrado

El Prozac y tantos otros antidepresivos son caminos sin salida, un látigo que te mantiene deambulando como zombi en el laberinto hasta que te mueres allí.  Un acto perverso de convertir una condición existencial yin en yang, perverso por antinatural.

Al cambiar esta línea vamos al hexagrama 16, El Entusiasmo, cosa que es muy dionisíaca. El Trueno arriba  sale disparado de la Tierra abajo. Les copio la etimología de entusiasmo de la Real Academia de la Lengua:

(Del lat. tardío enthusiasmus, y este del gr. ἐνθουσιασμός).

1. m. Exaltación y fogosidad del ánimo, excitado por algo que lo admire o cautive.
2. m. Adhesión fervorosa que mueve a favorecer una causa o empeño.
3. m. Furor o arrobamiento de las sibilas al dar sus oráculos.
4. m. Inspiración divina de los profetas.
5. m. Inspiración fogosa y arrebatada del escritor o del artista, y especialmente del poeta o del orador.
Si han leído algo de Chuang Tzu; él fue un poeta ¿no es así?

La voz griega hace referencia a alguien que esta entheous, que lleva un dios adentro, que vive un arrebato místico, que habla como intermediario de un dios, que profetiza. Y que tiene un efecto transformador en las personas. Es un instrumento.
Ariadna lleva a Dionisios, es la línea yang en el cuarto puesto del hexagrama 16.
Ven como en los versos finales del Lamento dice Dionisios a Ariadna, tienes mis orejas y también Yo soy tu laberinto... Le pide que oiga su voz interior. Las orejas tienen forma de laberinto circular y el órgano del sentido de equilibrio. que está en el oído interno, se llama laberinto. Se los muestro, son esos canales semicirculares dispuestos en las tres dimensiones del espacio:



Nietzsche lo dice muy bien, él también fue un poeta inspirado.

Ariadna se lamenta por el abandono de Teseo, y es que no comprende que nadie la puede salvar que no sea ella misma, y que debe encontrar su camino en su laberinto interior, y allí a Dionisios. Dionisios, el dios oculto en el laberinto personal, la vía introspectiva. La vía alquímica, el camino del sabio y del santo oculto, la destilación y sublimación de las esencias de la materia caótica. Digamos que la vía mística, introspectiva, personal. El matrimonio sagrado. El Hierosgamos, el Cielo en la Tierra.
Y pienso en lo que llevó a Dionisios, el dios de las orgías, a enamorarse de Ariadna en este mito. Porque los mitos hablan con la verdad de lo que sucede en el corazón de los hombres. Los mitos son nuestros.

Porque eso fue lo que sucedió, la pasión del lamento de Ariadna lo encendió, lo despertó, y comenzó a hablar en el interior de Ariadna. Despertó en él un amor que nunca había sentido antes por nadie. Porque Dionisios nunca había amado, aprendió con Ariadna. Una mujer que enseña a un dios a amar. La figura es poderosísima, es transformadora. Ven, acá está la alquimia interior de la cosa.


Dyonisos y Ariadna

Porque Teseo mató al Minotauro y con la ayuda de Ariadna salió del laberinto y volvió a Atenas sin Ariadna para encontrarse con Palas, y Ariadna encontró a Dionisos.
Tanto Teseo como Ariadna son simples humanos e hijos de humanos. Cada uno hace el camino desde lo que es y lo que vive, y es un camino personal.
Es interesante el hecho de que tanto Palas Atenea como Dionisios son hijos de Zeus en el mito griego, los Aqueos se apropian de Dionisios haciéndolo nacer del muslo de Zeus como Atenea nace de su cabeza.


Es nuestra subjetividad; las líneas 3 y 4 hablan de nuestra subjetividad. Por eso son completamente personales e intransferibles.
Pero noten que 3 y 4 forman parte del hexagrama como un todo, y acá es dónde se comprende la atribución al hombre de la condición de mediador entre Tierra y Cielo.

Sepan disculpar tanta mayúscula, pero es que es necesaria, porque se trata de principios y no de la diversidad de los seres.

La Tierra, la Naturaleza, o la Materia sin conciencia, el obrar ciego de la naturaleza que cambia sin comprensión obedeciendo al Cielo; la materia no "piensa", digamos que actúa como lo hace el hardwere de nuestra PC.
Nuestra materia, la que compone nuestros cuerpos, responde al código genético, las hormonas y al sistema nervioso autónomo, lo que se corresponde al softwere en la analogía de la PC, es la información con que se carga la materia y que le da una orientación y un destino, una dirección y un sentido.

Y es claro que las dos líneas centrales somos nosotros, que hacemos uso del hardwere y del softwere desde el área central de comando de las líneas tres y cuatro, nuestra subjetividad intransferible e incomprensible para cualquiera, incluso para nosotros mismos.

Porque lo incomprensible subyace en la oscuridad de nuestros cuerpos , se corresponde con la primer línea, que es completamente inconsciente. Pero no por inconsciente está fuera del hexagrama, forma un solo cuerpo con él.
No hay manera de separarla, está allí siempre. Y es por allí que entran las líneas cuando edificamos la respuesta de abajo hacia arriba al consultar. Siempre se edifica desde los cimientos, ¿no es así?

Y lo otro incomprensible, la línea sexta, la del tope, la última en llegar cuando consultamos, la que es más predecible porque están las otras cinco ya, y vemos venir la respuesta del oráculo. Esa línea que cierra el hexagrama, el techo del edificio.
La llamamos la línea superior del Cielo y está completamente alejada de la manifestación, de los 10.000 seres, de este mundo-bajo-el-cielo, de las flores del Tao, del holograma, de maya.

Tantas formas hay de nombrar al mundo en que vivimos.

¿Y qué opinan de asimilar la última línea a Palas Atenea para la vía yang, y a Dionisios para la vía yin? Siempre Dionisios fue de piel oscura, ctonico, yin. Y Palas Atenea siempre fue yang, completamente yang; nace armada de la cabeza de su padre Zeus, no crece dentro de una mujer.
Y por supuesto que la primer línea seria de esta manera el Minotauro, un cuerpo de hombre con cabeza de toro, ¿y será común a ambas vías?

Taurokathapsia, es un Uro salvaje, si lo planeas, si lo piensas, no lo puedes hacer;  ahora comprendo algo de esta imagen que no llegaba a comprender. El I Ching me ha ayudado a comprender. Cuando saltamos sobre el toro sin pensar nacemos de nuevo. Por eso estás cubierto con la sangre de la madre al momento de impulsarte con tus brazos por sobre el toro. Ven que hemos nacido de nuevo, y somos más grandes y festejamos agradeciendo a la madre. Algo como la confirmación cristiana, pero con el cuerpo, existencial y no mental ni emocional. Justamente, es sin-mente y sin-emociones. Como el satori.

Creta minoica, tres representaciones de la diosa. Ven, no usa la cabeza, no piensa, si pensara moriría en el intento. A la derecha está sin cabeza y sin brazos, al centro toma las víboras en sus manos y aparece un felino en su cabeza, a la izquierda su cabeza ha crecido hacia el cielo y tres serpientes rodean su cuerpo.. Es lo que le enseñó Ariadna a Teseo, a actuar sin planear y dejarse llevar con confianza por la vida. Ponerse en manos de la madre.  Es la cultura yin de la cuarta línea del hexagrama 2, Lo receptivo, la madre.


Creo ver que sí. Justamente el cuerpo del Minotauro es yang, un hombre; la cabeza es un animal asociado a Venus, el toro de Tauro. La Venus terrestre, Afrodita para los griegos, pero que tiene raíces más antiguas en el culto a La Diosa desde el paleolítico superior.
Y el taoísmo que elige la vía yin de la cuarta línea en el hexagrama 2, Lo Receptivo, dice ¡no pienses! y ¡muévete sólo cuando es necesario! Bolsa atada. reflexión no dañosa. Esta última frase para mí significa que reflexiones sin dañarte ni dañar al mundo. Que lo aceptes tal y como es, que no lo intentes manipular a tu capricho porque lo embrollas.

Y la vía yang en la cuarta línea de Lo Creativo dice ¡usa tus instintos para prevalecer sobre todos! La vida es lucha y constante avance, sobrevive y reproducete en tus hijos y rebaños, ocupa la tierra y construye imperios. Una cultura pastoril que se va corriendo a medida en que crecen sus rebaños y destruyen los ambientes por sobrepastoreo. La tradición judeo-cristiana es así, porque el Antiguo Testamento no se borró de la biblia cristiana. Estos son los pueblos de la cabra y el carnero.
Y retozar en el abismo es muy propio de cabras y carneros. Y superar el pequeño veneno en el hexagrama 9 también es tener que emigrar por falta de espacio para los rebaños propios, y avanzar a lo desconocido, a lo salvaje, al dominio del tigre, en el hexagrama 10; y encontrar los pueblos de las llanuras en el 11. Esos pueblos que viven en paz.

Ven, esta cuarta línea se relaciona a las creencias, la cultura donde nacimos, las leyes e instituciones de la sociedad donde vivimos.
Teseo es un héroe yang de una cultura yang de pueblos de la montaña, invasores del norte, los Aqueos. Ariadna es de la tierra, de una cultura yin, la de los pueblos originarios del Mediterráneo oriental, su cultura se remonta al primer poblamiento humano, se pierde atrás hasta las cavernas y el culto de la madre. Pueblos de los valles y llanuras, de la agricultura. Pueblos sedentarios. Su cultura está presente en diosas como Demeter y dioses como Osiris. Y por cierto que Dionisios es como Osiris, pero griego y con la vid. Son los pueblos de la vaca.
Porque el mito de Teseo y Ariadna también habla del rechazo cultural, matar al minotauro y abandonar a Ariadna es desconocer y rechazar la cultura de los pueblos originarios. De hecho los aqueos terminaron conquistando Creta, y sus dioses vivían en la montaña, que no otra cosa es el Olimpo. Llegaron con la rueda, el carro y el caballo domesticado. Este mito habla de ese contacto entre culturas.

La madre -la bolsa atada-, cultura cromagnon

¿Piensan que Teseo y Ariadna la tenían clara, que todo lo que hicieron fue racional y consciente?
Cuando leemos su historia, su mito, podemos ver la línea conductora de sentido a su existencia.
Pero cuando estamos en el medio de la cosa, cuando la cosa nos rodea por todas partes y extendemos los tentáculos de pulpo para encontrar la dirección y el sentido, si no confiamos y respetamos la vida, el destino guardado en la bolsa atada -el misterio-, estamos perdidos.

Saber y confiar nos guía por el laberinto; el tiempo, el hilo al desplegarse en la oscuridad, hace el resto.
Anticiparse a los hechos y tener certeza de lo ya sucedido es un escollo en un laberinto, un camino sin salida. La cosa se hace caminando en el aquí y ahora, sólo hay que cuidar de no perder el hilo, siempre atentos a ir desplegándolo a cada paso. Si piensas en el tiempo que te llevará y en el espacio que recorrerás te amedrentas.
Si haces planes más allá del aquí y ahora, si te comprometes con el destino de otros sin prestar atención a tu hilo, no vale echar culpas porque el error fue desentenderte de tu propio hilo. Vale esforzarse para encontrarlo nuevamente.
Esa es la libertad posible para el Hombre encerrado en el laberinto, nunca soltar su propio hilo de oro y así encontrar la salida. Porque todo cambia, y todos somos compañeros circunstanciales en el camino.



10 comentarios:

  1. Hola Marta,

    Muy interesantes las conexiones que hacés entre la leyenda de Teseo y 1.4. Justamente, esta mañana recibo un mensaje de Steve Marshall comentando sobre algo que acababa de publicar en su blog sobre el tema de las "elecciones", aquellas que se deciden en momentos claves, y que también menciona al 1.4. Una sincronía muy interesante. Te dejo el enlace:

    http://www.biroco.com/journal.htm#choice

    ResponderEliminar
  2. Ok Luis, lo leí con el google traslate, y fue difícil. Pero entiendo el punto. Yo también hice todo tipo de experimentos conmigo misma y el I Ching. Cómo aprender si no? Y también estoy en la condición de no decidir y decidir al unísono. Es muévete cuando no tengas más remedio porque ese es el momento justo para hacerlo, porque es entonces cuando la cosa es necesaria. Y los deseos son muy débiles, son más bien recuerdos de lo que era un deseo. Recuerdos que me permiten comprender los deseos de los otros pero que ya siento como ajenos. Yo no estoy involucrada, yo estoy fuera. Tanto experimentar con la vida me ha llevado a hacer que todo sea fácil y simple, las cosas suceden y yo sucedo con ellas. Eso es. Completamente relajado, es muy bueno Luis. Acuerdo completamente con tu amigo.
    Y sí que es una sincronía, hemos estado pensando muy cerca uno del otro. Algo hay en el mundo que despertó la cosa en él y en mí, jejejej! Porque si los dos nos movemos sin movernos y decidimos sin decidir es porque vamos con el mundo. Así de fácil y simple es explicar una sincronía.
    Gracias Luis, leeré más a tu amigo, aunque la traducción sea un desastre.

    ResponderEliminar
  3. Hola Marta: hace unos días leí esta entrada; recordé que me habías recomendado leerla y justo fue en ese periodo en que no tuve internet por 3 meses, y me olvidé. Es curioso, si la hubiera leído en ese momento me hubiera dejado helada, aunque un poco lo hizo cuando la leí; pero mis ánimos están en fase 23/29 entonces es otra cosa :/.

    Creo que nunca mencioné (en alguna de las entradas donde comenté) que A se identificaba con Teseo desde niño, tanto es así que nombró a su hijo Hipólito, pero lo que yo menos quería era hacer las veces de Ariadna, aunque se ve que me tocó.
    Pregunté "¿porqué me abandonó?” y me salió el 9.2.3.5.6 al 24. El 24 ya me salió muchas veces, es uno de los que más se repitió los últimos meses, usualmente como tendencial, y salió solo cuando pregunté cosas sobre él o la relación como entidad. A esta altura me sugiere que se trata de un retorno a la situación previa a la existencia de una relación entre ambos, a un reposo, a un entender la verdad de la cosa (ya no lo estoy interpretando como un regreso concreto) ¡pero el 9!! y que lo encuentres como el abandono de Teseo (luego comentaré, si me permitís, el 9 en su entrada correspondiente) es pasmante.

    Hace poco leí una Tesis de licenciatura que encontré googleando (porque google es un gran hilo de Ariadna) se llamaba “La espera y el abandono en el laberinto de la feminidad” y es una interpretación psicoanalítica de este mito, y teoriza sobre las 3 razones de tal abandono según los distintos autores. También me ayudó a entender mi circunstancia actual, y creo que tenés razón al decir que el error no estuvo en el abandono sino en el previo compromiso; y te agrego a esto, ¡el abandono innombrado!. Para mí esa es la parte más dolorosa. Ese despertar en el desamparo sin una palabra, sin una razón.

    Todo me hace llamada en el desarrollo de esta explicación. Gracias a esta experiencia de alguna manera siento que pude trascender una fijación, y no voy a dar detalles de eso, solo decir que era algo que buscaba y que aunque estoy muy en el 29 (uno de los que más me salen a mí) se que voy a pasar, tarde o temprano, al 30... porque lo que viví fue quemar una experiencia que me era muy cara (esas cosas en que uno insiste e insiste a lo largo de la vida, repite proyectandolas en distintos nombres, hasta que las puede vivir y el fantasma pierde entidad y se muestra en su falibilidad humanizada) por eso creo que me hace falta un periodo de dolor pero que hay una experiencia muy rica que comprender e integrar.

    Hace unas semanas, cuando pregunté ¿como salir de esto? y salió el 27.4 al 21, y estaba entre el prozac o seguir aguantandome y ver como elaboraba la historia; y aunque lo que menos quería era el camino del prozac (porque lo tengo bien conocido y se cuanto daño hace) me tentaba la idea de tapar el dolor y ser productiva y anularme lo más que pudiera, pero decidí no; decidí aumentar mi dialogo con el Maestro, prestar más atención a mis sueños, afianzar y profundizar mi relación con mi hijita, rezar, leer... Sé que puedo no trabajar, y puedo suspender unos meses la facultad y recuperar el tiempo luego (ya que es libre), y que con eso no le causo un pesar significativo a nadie... nada me apremia a volver a funcionar productivamente por ahora, y aunque lo del vino no lo piense adoptar como hábito jajaja, sí este dialogo más vivo con mi alma, con lo divino. Bueno, solo quería aportar algo en esta entrada porque me tocó más personalmente imposible. Besos.

    ResponderEliminar
  4. Gracias Leticia, tienes razón, el "abandono innombrado"!, como esa gente que lleva su perro en el coche, lo deja abandonado en un descampado y sale a toda velocidad. Hay gente que hace esas cosas, son cobardes. Hay gente cobarde y en alguien que es un héroe como Teseo es aún más impactante. Ariadna se equivocó con Teseo, no era un héroe. Teseo sin Ariadna y sin Pallas Atenea es un nadie. Un nadie que engaña a muchos, un nadie que se vende bien como héroe, jejjeej Mas parece un nadie que se viste con las proyecciones de los demás.
    Teseo me desagrada, siempre me desagradó, desde que leí esa historia cuando niña. Busca el trofeo de la cabeza del Minotauro y engaña a Ariadna para vestirse de héroe. Para que su padre lo acepte, para que Atenas lo aclame. No se ama a sí mismo y busca motivos para amarse, se desprecia. Alguien que no se ama a sí mismo es incapaz de amar. Teseo es incapaz de amar.

    Va un vídeo, tal vez te sea útil: http://youtu.be/m_rOFgJE72U

    Cariños, gracias por el comentario y las pistas para seguir comprendiendo

    ResponderEliminar
  5. Marta..te cuento que no se si llegó mi pregunta anterior...la cuestión es que la cambie...pregunte si había alguien mas...y me salio este hexagrama sin mutación...y realmente no se si lo entendí bien... A mi pareja se le murió la madre y es algo que nunca supero...al leer este hexagrama (por mi relación y todo lo que paso el en su vida personal) entiendo que el esta bloqueado por algo que aun no puede superar? Puede ser que entienda bien? Necesitó tu interpretacion ! Gracias! Maria.

    ResponderEliminar
  6. Hola María, mira lo que dice abajo: No se aceptan comentarios anónimos "ni aquellos que no se correspondan al tema de la entrada." Esta no es la entrada del 23.
    Igual te digo que la interpretación que haces parece estar bien encaminada.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  7. Hola Marta. Ante todo, mil gracias por tu generosidad. Llegué a esta entrada, maravillosa, luego de un par de preguntas al I Ching. En la primera obtuve como respuesta el 53, 2.3.4.y5 líneas mutables, cambiando al 64. Ayudada por tus interpretaciones, entendí lo que me pasaba. Vengo de un matrimonio largo, separación hace 6 años. Bueno, eso respondía a mi pregunta de cuál era mi situación ahí. La segunda fue ¿qué me ayudaría a pasar el 64 y llegar al 54, (inversión del 53)? El I ching contestó con el 16.4, cambiando al 2, 4. Y así llegué acá. Hermosa entrada,me encantó. Me ayudaste a entender (creo que bien) que debo reencontrar a mi Dionisos interior -luego de haber estado en un largo tiempo de desasosiego-, mi hilo y hacer algo con eso. Algo así como "salir al ruedo", con otros. Hay algo de lo colectivo en la 16.4. No sé si estoy muy errada, pero sí sé que a veces parece que hubiera patrones de vida, que pasa "lo clásico", pero las vidas son únicas e irrepetibles en ese patrón... Cada hilo único, como el adn. Gracias y saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uhhh, esta entrada! Pocos la leen hasta el final jejjejeej En una oportunidad me pregunté si este tipo de entradas en que divago sin querer irme hasta encontrar las palabras y las figuras que más se aproximen a lo que percibo son de utilidad para alguien. Veo que sí jejeje. Gracias Gabriela y por el comentario sobre tus consultas. Estas líneas son tan cargadas, no es fácil ser un ser humano, se aprende, no es algo que venga hecho como le sucede a un perro o a una lombriz. Es un trabajo, una empresa, porque hay que restituir toso lo que es uno a su naturaleza original pero con consciencia. la naturaleza original del perro he cambiado con la domesticación en lo referente a cómo se comunica con nosotros, porque ha aprendido un trato distinto del que tienen entre ellos. pero es muy superficial ese cambio. El nuestro es un condicionamiento muy profundo y lo hace la familia y la cultura.
      Eso que dices del patrón de vida, sí, hay patrones de vida. Al menos los hay entre quienes han sido educados y no adiestrados como si fueran animales domésticos porque ellos se quedan clavados en el 9, "densas nubes, ninguna lluvia", no entran al río de la vida. Algunos escapan en una convulsión súbita que los lanza al descampado del hexagrama 10 y siguen caminando por su propia cuenta aunque los muerda el tigre en la línea 10.4. En fin, da para conversar horas sobre las líneas tres y cuatro, son nuestras líneas.
      Un abrazo, saludos!

      Eliminar
    2. Marta, recién leo tu respuesta. Me encantó. Vayamos....aunque nos muerda el tigre! Y sí que sirven esas entradas tuyas.... ¡Una genia de la síntesis de los discursos! Muy lindo poema de Nietzsche. Abrazo y hasta pronto!

      Eliminar
    3. Lee las entradas del 54 Gabriela. Un abrazo fuerte

      Eliminar

No se aceptan comentarios anónimos ni aquellos que no se correspondan al tema de la entrada. Este espacio de comentarios es para compartir las lecturas, no para utilizarlo como consultorio personal. Está activado el moderador de comentarios por lo que será publicado luego de que yo lo lea. Activen el comando "Avisarme"del formulario de comentarios para que les llegue su publicación y mi respuesta. Gracias por participar con nosotros.