¡BIENVENIDO!

En este blog se comentan los 64 HEXAGRAMAS del I CHING y se comparten experiencias para divulgar su uso y facilitarlo. Les recuerdo que todos los hexagramas tienen distintos niveles de lectura, pueden señalar a distintas dimensiones de nuestras vidas, y eso depende de la índole de la pregunta que se haga. Por eso se usan analogías e imágenes en donde pueda reflejarse toda la gama de preguntas-respuestas.
Es necesario aclarar que acá o en privado no se hacen lecturas de las respuestas a tus consultas. Este no es un sitio comercial.
Si deseas compartir, comenta tu lectura en el hexagrama correspondiente y la comentaré si puedo aportar algo.
Si necesitas orientación para tu lectura busca en la página Uso del I Ching y en Recursos para las lecturas en la columna lateral.
Hay varias entradas para cada hexagrama, usa el buscador del blog en la columna lateral o entra a las páginas de arriba para encontrarlas. La página Uso del I Ching tiene artículos que pueden mejorar tus técnicas.
Todo está ordenado y a tu disposición. Bienvenido.

28 de junio de 2013

I Ching; del tao del 48 -El Pozo de Agua-, al tao del 18, La Corrupción


La mutación desde el 48 -El Pozo de Agua-, que lleva al 18 -La Corrupción-, sucede cuando mutan las dos líneas superiores del 48, las que muestran el agua arriba.

Hexagrama 48, El Pozo de Agua
el ascenso libre del Agua desde sus raíces bajo tierra

hexagrama 18, La Corrupción
las raíces están ocultas bajo la Montaña

Esta observación es la que me obliga a escribir este comentario ahora.


Decimos que el 48, El Pozo de Agua, es el centro que contiene el agua de vida comunitaria y que es asunto de la comunidad mantener el acceso al Pozo de todos sus miembros. Que de no ser así la comunidad se enferma o deforma, porque algunas de sus partes se desarrollan a expensas de las otras.

Acá, en el hexagrama 48, se hace referencia a cualquier comunidad; un cuerpo humano, un ser humano, un pueblo, un órgano del cuerpo, una célula, una institución, un país, una familia, un ecosistema, un átomo, nuestro planeta Tierra.
Todos los individuos son comunidades. Acá toda unidad puede ser descubierta como comunidad y esta condición se extiende hacia lo pequeño y hacia lo grande.


Usualmente en este hexagrama se considera que las dos líneas superiores son las más favorables -las que llevan el agua más arriba- y, si analizamos ambas líneas mutando por separado, el resultado conserva su unidad de significado y confirma esta apreciación. Veamos cómo.

El dictamen de la quinta línea afirma con neutralidad:

En el pozo hay una fuente clara y fresca
de la que se puede beber.

Esta afirmación neutra tiene una connotación condicional. Es una condición de esta agua el hecho de que se la pueda beber; pero cada miembro de la comunidad tendrá que hacer uso por su propia cuenta de esta condición y para eso tendrá que acercarse, es decir, extender sus raíces para llegar a ella.

Esta mutación da como hexagrama derivado el 46, La Subida.  Donde los que ya están crecidos, los de arriba, no se oponen al crecimiento de la nueva generación. Ceden espacio a los jóvenes para el crecimiento de sus raíces.

hexagrama 46, La Subida
las raíces creciendo bajo tierra.
Un árbol joven desarrolla primero sus raíces.

En una situación natural, como puede ser una comunidad de árboles -un bosque-,  todos los miembros de esa comunidad, al crecer, extenderán sus raíces para llegar al agua subterránea.
Un árbol no se alimenta de las lluvias, sino del agua subterránea; porque sus raíces son muy profundas y gruesas para poder sostener sus copas muy elevadas. Las raíces de los árboles no sólo sirven para llegar al agua y subirla con minerales, también sirven para poder ser ser altos y fuertes y así resistir los vendavales y recuperarse de los incendios.
Los árboles son los que viven de pié y eso es algo serio, no es cosa de broma o cosa fácil vivir de pié toda la vida. Doblarse pero no romperse, recuperarse de un incendio, volver desde las raíces. Para lograr eso las raíces deben ser gruesas, fuertes y profundas.

Veamos ahora el dictamen de la sexta línea que afirma con entusiasmo:

Extraen del pozo sin impedimento.
Se puede confiar en él.  ¡Elevada ventura!

Al mutar la sexta línea el hexagrama derivado es el 57, El Viento, donde se nos presenta la imagen de un árbol doble, es decir un árbol que despliega su copa visible al igual que sus raíces invisibles. Un individuo maduro y sano en la plenitud del desarrollo de su potencial. Son individuos muy sensibles a la dirección del viento debido a su gran estatura.

hexagrama 57, árbol arriba y árbol abajo




Pero cuando son las dos las que mutan, la quinta y la sexta, el hexagrama derivado es el 18, La Corrupción, donde es la Montaña lo visible y sus raíces lo invisible.

La montaña silenciosa y sus raíces misteriosas con apariencia de gusanos

Dicen que en Holanda construirán esta montaña artificial con los diamantes de África.
Supongo que se convertirá en una de las "maravillas del mundo"

Veremos qué dice el libro acá, porque La Corrupción está generalizada y comprender nos puede ser muy útil ahora.
Para eso procederé uniendo ambos dictámenes, el de la la quinta y el de la sexta línea, intentando llegar a uno solo con significado. Me permitiré un atrevimiento interviniendo el texto del dictamen de la sexta línea usando los significados que están en él. Usaré las negritas para la intervención.

En el pozo hay una fuente clara y fresca 
de la que se puede beber.
Los de arriba (sexta línea) extraen del pozo sin impedimento.
Se puede confiar en él. ¡Desventura!

Y ahora sólo agregar que la montaña arriba en el hexagrama 18 muestra personas y objetos de diseño, acá en Argentina usamos una expresión para estas personas, decimos que están "tuneadas". En general esa montaña es puro diseño y todo está pensado para sacar agua para el propio molino.
Si observamos bien la mutación que estoy comentando vemos que el trigrama superior agua del hexagrama 48, que ofrece agua para todos, se ha convertido en una densa acumulación de materia en el trigrama montaña del hexagrama 18.

48. El Pozo de Agua
18. La Corrupción
La lectura es muy fácil, los de arriba -se puede leer los del norte si miramos nuestros mapas, los ricos si miramos nuestra estructura económica, los poderosos si miramos nuestra estructura política, los visibles si miramos nuestra estructura social, el padre o el padrino si miramos nuestra estructura familiar y de clan, el que tiene más armas si miramos nuestras estructuras defensivas y ofensivas, los pocos si miramos la multitud de seres-, se apropian y acumulan viciosamente la energía de vida de todos.




Este comentario, a diferencia del hexagrama 18, no tiene raíces misteriosas. Se me presentó al pasar, mientras miraba Inside Job, un documental que me hizo ver la luz. Se los enlazo en vimeo, donde está completo y de excelente calidad. No se lo pierdan.

 https://vimeo.com/24981578

Y con respecto a la montaña artificial en Holanda les recomiendo Diamantes de Sangre, aunque supongo que la mayoría de los que pasen por acá han de haberla visto.

Para ejemplificar más y que se comprenda el tipo de montaña del hexagrama 18 La Corrupción, va otra montaña de raíces misteriosas:

El Escorial, una montaña enorme con cavernas repletas de tesoros. La construyó Felipe II de España con la energía de vida de americanos y africanos, no tiene ninguna utilidad y es una "maravilla del mundo".
Algunas personas rinden culto a estas montañas; es que el tao de La Corrupción tiene lo suyo, es misterioso, silencioso y pasa inadvertido. Además, está vacío de vida humana. Aunque es verdad que ha dado y da de comer a muchos gusanos.

Y acá una de tantas "personas de diseño" en un evento de diseño en la cima de la montaña:

Justin Bieber, a él también le rinden culto y supongo que, con el tiempo, estará cada vez más "tuneado"
Veremos, porque los individuos de una comunidad también tienen una cosa que se llama  resiliencia por medio de la cuál,   con la condición de que alguna raíz no esté agusanada a muerte, es posible "arreglar lo echado a perder por los padres". Eso nos dice el I Ching en el hexagrama 18 y sé que es así.

hexagrama 18 La Corrupción.
Sun el viento abajo, la troika global; Tui el lago el tesoro de agua y Chen el trueno
el dragón que custodia el tesoro en los nucleares; Ken la montaña arriba, la acumulación capitalista


Acá Chen el trueno, el dragón que custodia el tesoro, ha salido a asustar un poco para que nadie olvide quien es el dueño de Tui:


El acoso del carapálida que vive de acosar.



No dejé la cosa así, hice el camino inverso de vuelta al 48 en la siguiente entrada:
http://abatesoderini.blogspot.com.ar/2013/06/i-ching-del-tao-del-18-la-corrupcion-al.html

18 comentarios:

  1. Muy bueno Marta! muy bueno! GRACIAS! cuantas montañas que se han construido... q lastima, hagamos unas nuevas pero esta vez usemos tierra, q hay para todos.
    Abrazos

    ResponderEliminar
  2. Si Martín, mejor dejemos las montañas a la naturaleza y construyamos como el hornero, sólo lugares para vivir. Estos son lugares de circo. Son come cadáveres, se alimentan de los muertos, dice el I Ching en el 18.
    besos

    ResponderEliminar
  3. Gracias Marta, muchas gracias, tu mirada va generosa generosa y yo siento su mano!! y voy de tu mano y vuelvo a mirar el hexagrama, y ahora sí, veo la sexta línea –la de quienes arriba, como decís al intervenir el hexagrama 18 – , veo que los de arriba sacan agua del pozo que está en las líneas 4 y 5tas.- y veo las 2da. y la 3ra. que ‘sostienen’ esa situación, y en capas profundas, de generación en generación, y pienso en el 2001, en las ollas como un caldero dado vuelta, vacío y resonando y entonces veo, a través de la primera línea del hexagrama, el otro pozo de agua. Y una fuente de agua es un don que nos da la naturaleza para beber y para hacer crecer las cosas (la que sea, la de un arroyo, la de una ciudad, la de un país, la de una persona, etc, puedo escuchar que tu voz en mi mano podría indicarlo). ¿Cómo invertir esta situación? me (te) pregunto sin dejar de mirar el hexgrama, sin leer el contenido, la sentencia de las líneas, sólo mirándolo, y mi vista lo da vuelta (porque cómo dar vuelta esta situación?!) y busco qué hexagrama es el que obtengo al dar vuelta el 18 (porque estoy balbuceando) y me encuentro que es el 54. Y tal vez, sí, haya que atravesar el 54 para dar vuelta esa corrupción, porque creo que la corrupción es la pérdida de interioridad, de integridad con lo sagrado (el dar, la reciprocidad, y para ello es vital la fuente propia, la autonomía, el propio gobierno, el de cada uno de nosotros, como esa “rueda del molino” que nos contás que dice Rumi, “sencilla y de dura superficie”, y pienso en un Koam, en masticar su enigma tantas veces dándole vueltas a la pregunta como “una rueda de molino” que permita subir el agua, porque donde hay agua en esta tierra hay cielo, ¿no?
    Y como sos inspiradora, me fui a mi biblioteca, y encontré la lectura de Confusio del hexag. 18, donde dice: “la buena persona inspira a los semejantes y alimenta la virtud”, en contrapartida a “la gente mezquina que inspira lo contrario” (Thomas Cleary, Confucio esencial, ed. Planeta, pags. 54/55) Y, en el mismo libro, Confucio comenta el hexgrama 54 de este modo: “ la buena persona persiste hasta el fin y vigila si algo anda mal”.
    De nuevo, gracias
    Un abrazo!
    Jano

    ResponderEliminar
  4. Gracias Jano, por tus aportes y tu cariño. Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Gracias, Marta, acabo de leer tu nueva entrada -hexag.54, La Doncella- y estoy maravillada!!! Recién me inicio en el I ching y sé, lo siento, lo veo, que este libro es algo muy serio puesto en mi camino. Celebro tu blog.
    Saludos!

    Jano

    ResponderEliminar
  6. Este libro es interminable, cuenta todas las historias.
    Gracias Jano, saludo afectuoso

    ResponderEliminar
  7. Hola Marta; no se cómo hice, pero encontré un sitio de tu autoría: "educautonomía" ; me gustó muchísimo lo que leí. Sobre todo porque uno de mis despertares tuvo que ver con reconocer mi profunda falta de buena educación,y de ahí un efecto en cadena y vueltas de tuerca increíbles. Algo tan obvio de ver, la educación, cómo nos relacionamos con la vida, yo no lo veía, lo veía de otra manera. Bueno, quería decirte que lo voy a difundir en mi fb,no se si hay que avisar, pero me parece que está tan bueno lo que está escrito; creo que ya no escribís más ahí. Que estés bien.

    ResponderEliminar
  8. Hola Cordelia,
    Educautonomía es mi viejo blog, ahora escribo este pero la intención es la misma, la cosa mantiene unidad de sentido y significado aunque el tema sea otro. Uno no puede ser otra cosa que lo que es, y se despliega en el tiempo como lo que es. No hay manera de eludir eso.
    Puedes hacer lo que desees con sus entradas, están ahí para todos los que las encuentren.
    Que estés bien está muy bien, gracias.
    Saludos, que estés bien

    ResponderEliminar
  9. Acabo de encontrarme con algo que escribí hace 10 años, cuando no sabía nada del Tao ni del I Ching. Se trata de un diálogo entre alguien que llamé 0, no se por qué, y otro individuo, L. 0 explica que por fin entiende que el ser humano es como una planta, o un árbol.
    0-¿Qué ocurre cuando dejas que una planta crezca?-dice-Crece sin más. Busca el sol, o tal vez sea el sol el que la busque a ella. Es el fluir de las cosas, la inteligencia universal...
    L-Una actitud basada en la ausencia de actitud.¿Y qué hay de los límites? ¿De las preguntas?
    0-No hay preguntas. Todo está claro. Y en cuanto a los límites, todos sabemos cuales son, aunque a veces pretendemos olvidarlos.
    L-Pero eso no es vivir.
    0-Te equivocas. Ahora soy más consciente que nunca de la vida. Ahora ya no soy la medida de todas las cosas.
    L-¿Y qué eres?
    0-Parte de la vida. El universo es inteligente. Deja que actúe, confía en él y no habrá preguntas.
    L-Pero eso es creer en el destino. ¿Qué hay del libre albedrío?
    0-Tu sola presencia lo cambia todo. Tú te adaptas, la vida se adapta. Se trata de un intercambio equitativo. No intentes ser más que ella.
    L-Pero yo soy parte de ella.
    0-Por eso, si observas, si te quedas callado, si tocas, saboreas, si te dejas llevar por lo esencial, sabrás siempre qué hacer.
    L-¿Y qué hay de los demás? No todos somos iguales.
    0-Precisamente por eso, no has de preocuparte.

    Me he quedado sorprendida porque, ¿no es esto algo similar al Tao? Algo que parece que entendí de pronto hace mucho, y que luego olvidé de pronto también. Es extraño. Sentía el impulso de compartirlo. Isabel.

    ResponderEliminar
  10. Jejejejej, casi que es como de sentido común, ¿no?
    Me sucedió igual, no por haber escrito sino por estar viviendo así, de esa manera. Encontrarme con este libro y este pensamiento fue como encontrar un viejo amigo que hace mucho que no se ve y hay una vida entera que contarse. Igual tuve que limpiar mi pozo de cosas amontonadas y decrépitas en la primer línea del pozo, y trenzar una nueva cuerda y reparar el cántaro. Porque el trato que recibimos cuando llegamos acá es de terror y aunque vivamos como el 10 lo acumulado por los ancestros es tremendo. No se puede eludir la limpieza, jejejejj
    Lee la última entrada, árbol que camina Isabel.
    Me encantó lo tuyo, gracias.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  11. Hola Marta, junto con un abrazo y el eterno agradecimiento por tu generosidad. Te escribo esta vez para consultar un asunto típico amoroso. Hace unos meses tuve una relación amorosa que se terminó súbitamente, sin explicaciones y reclamos (el i ching me recomendó no hacerlo). Ninguno de los dos se comunicó más con el otro. Yo no he podido olvidarlo, me movió completamente en lo más profundo, pero "leí" en su actuar que no estaba preparado para iniciar algo nuevo (estaba -está recién separado), yo por mi parte ya tengo mis años y un corazón con muchos rasguños, y el miedo a ser dañado está, no se puede negar. El asunto es que hace poco retomamos algo de contacto virtualmente, me dijo que deseaba mucho verme pero no ha sido fácil coordinarnos, estamos como en un forcejeo... siento.... Fue entonces cuando pregunté al iching por las intenciones de él (qué intenciones tenía con este encuentro) y salió este par de hexagramas primero del 18 al 48 y luego en una segunda pregunta días después, del 48 al 18. Como esto me toca emocionalmente, no logro ver qué me quiere decir, he leído mucho y no logro salir de la interpretación literal de que sus intenciones son trabajar en lo echado a perder.. pero en qué? Qué podría significar el pozo en este caso? Lo visualizo de modo muy abstracto, una fuente, un origen.. Me pasa habitualmente con temas como este. Sé que puede sonar trivial una consulta como esta, pero te prometo que no lo es, se están moviendo cosas profundas,un abrazo, muchas gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Javiera,
      te digo que con estas preguntas uno busca una descripción de cosas concretas y acontecimientos y eso es imposible. Porque tu pregunta indaga en su interioridad a la cuál sos completamente ajena. Todos somo ajenos a la interioridad de las otras personas. Cada uno en su propio pozo, no hay manera de que entres a mi pozo y yo no puedo entrar al tuyo.
      Entonces al leer este tipo de consultas lo único que uno puede obtener es un estado de situación muy abstracto. ¿Entiendes esto?

      Eliminar
    2. Gracias Marta, disculpa mi demora, gracias por responderme prontamente. lo entiendo completamente y te agradezco que me aclares este punto, es muy importante tenerlo en cuenta para futuras lecturas, muchas gracias.

      Eliminar
  12. Hola Marta,
    justo quería escribirte exactamente sobre la cuestión de esta entrada. Cómo podía el pozo mutar a la corrupción? Y más desde líneas tan favorables (en sí)?
    Mi pregunta fue: ¿qué debo corregir de mi carácter, en general, de mi forma de funcionar? Y la respuesta fue esta 48 al 18. No sabía cómo interpretar la cuestión, pues el pozo no debiera 'corregirse' en sí mismo y yo desde luego no me considero 'corrupta' en el aspecto social, más bien combativa con eso. Pero comprendí que uso demasiado mis líneas de arriba, del padre interior, de lo superior y a veces me pierdo lo más terrenal, lo material, el gusto por comer un helado, no sé. Va por ahí la cosa, acuerdas conmigo? O me estoy perdiendo algo más profundo, esa siempre es mi duda, como si invirtiera las raíces, que para mí casi siempre están en algún sentido en el Cielo.
    Gracias, de nuevi muchas gracias por este espacio abierto para seguir creciendo y compartiendo en libertad. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Silvia, esta es una de tantas interpretaciones de 48.5.6 al 18. Una en la que los de arriba se apropian de lo que produce el cuerno de la abundancia abajo y es muy venturoso para los de arriba y para los de abajo es desventurado, como cualquier corrupción de las tantas que ves por ahí. Tienes que encontrar tu lectura revisando tu carácter con la guía de esta mutación, yo no sé de tu carácter.
      Pero lo que dices me hace pensar. El 48 es el paraíso terrenal. Esta es nuestra residencia en la Tierra, nuestras raíces están acá, en la Tierra. Este es el lugar bello y bueno que hemos recibido como residencia. Si nos excluimos voluntariamente del paraíso y no gozamos de él y/o excluimos a los demás estamos negando nuestra casa, nuestra familia terrestre. Tal vez tienes razón y la cosa va por ahí. Tal vez en tu caso la parte más alta niega a la parte más baja de vos misma su derecho al paraíso. Cada parte disfruta a su manera del paraíso y todas nuestras partes tienen derecho a él en su justa medida, a medida de su necesidad y no de su capricho. Eso es estar completo, el 60. Donde Sun abajo en el 48 muta a Tui abajo en el 60. El lago se desborda porque está completo, entonces fluye y distribuye arriba -Lago abajo, río (Agua que fluye) arriba- el 60 consumado; ya no tiene deseos personales porque está contentado abajo, adentro. Está contentado en su interior y por eso sabe con certeza cómo es la verdadera ayuda (19) que nunca lo disminuye ni lo agranda. 60 al 19. ¿Lo ves?
      Hay una reflexión muy importante al respecto del cómo de la ayuda, del cómo del ser de utilidad duradera. Todos los que estamos en esto necesitamos hacer esa meditación existencial.
      Eso me hizo pensar este comentario tuyo (por ahora), gracias por comentar Silvia. Un abrazo grande.

      Eliminar
  13. Querida Marta, das en la diana nuevamente, me ayudas a ver.
    Cierto es que a veces tengo tendencia a sentirme ajena a la familia terrestre. Desde bien chica, percibía la corrupción a mi alrededor, con más fuerza que el paraíso bello y bueno que describes, y que realmente es la Tierra. Recuerdo además que leía en la habitación de mis padres un cartel de Gandhi, creo. Rezaba: 'si quieres cambiar el mundo, empieza por ti mismo'. Y esto creo que es lo que le sucedió a mi carácter: llevo desde los 15 años (ahora ya tengo 37) tratando de ver, investigar y limpiar la corrupción en mi. Llegué a confundir por un tiempo mi propia limpieza con la herencia que levamos a cuestas del mundo (el trabajo intrinseco del 18). Y descubrí que existía un pozo común, universal, bello y bueno por naturaleza. Como simboliza también el I Ching en sí.
    Ahora me tocó parece el efecto péndulo y gracias a tu respuesta y a la del libro, puedo entrever que pasé del otro lado; del 48 al 18, tratando de evaluarlo todo desde arriba. Leí también la otra entrada para comprender el puzzle entero. Y ahí encuentro la medida, como dices, en el 60. Sopesando y con mis ganas siempre de aprender (19) es como encuentro la medida. Tampoco todo está mal. Es sólo que me hace falta aprender a valorar más lo que ya está bien. El paraíso terrenal. De veras me sirvió tu reflexión.
    Y déjame decirte (para acabar, que ya me salió muy largo): Tu repuesta a mi comentario es un vivo ejemplo de lo que explicas sobre el cómo de la ayuda. Es como un tutorial, paso a paso, haciendo uso del 60 al 19 para enseñar (y yo para aprender).
    Un abrazo enorme. Aunque seamos 'desconocidas' en algun sentido, te recibo de corazon como una buena amiga. Gracias por eso, y muchos cariños.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, pero hay más. Y tal vez aún no lo alcanzas a ver. Lo que está mal, visto desde el lado del bien, solo es relativo al lugar desde donde estás mirando. Cuando te acercas a conocer el "mal" -por esto de que acá nos llega mezclado y hay que discriminar y establecer límites como hace Sun al investigar abajo en el 48-, encuentras que mucho de tu valoración ha sido prejuicio cultural. En el mal mora la semilla del bien y en el bien mora la semilla del mal. Acá están mezclados como yin y yang en el taijitu, esto es un TODO en permanente transformación. Cuando te acercas ves la luz en la oscuridad y también ves la oscuridad de la luz, lo impenetrable, lo opaco, lo escondido. LLevas luz a la oscuridad y encuentras luz en la oscuridad. Esos son el 35 y el 36. Acá, en el I Ching, te habla de que las cosas no son homogéneas, que son diversas, mezcladas, como los hilos de una alfombra que se entretejen en un dibujo que solo puedes ver como fondo y forma y cambia a forma y fondo. En el 36 hay luz, solo que la opacidad del mundo no te la deja ver. Como hay un espíritu luminoso en todos nosotros, en todos los seres. Eso existe aunque no lo veas. Te puede asombrar, como asombra El Hombre en Busca de Sentido que llega desde un campo de concentración en el año 1946. O los dictámenes del I Ching que llegan desde el calabozo del Rey Wen jejejejj
      Cariños amiga Silvia, gracias a ti por traer esta cuestión a esta entrada.

      Eliminar
  14. Es verdad lo que dices. De la relación de todas las cosas y seres, de eso estoy segura, por muchas vivencias. Y del resto, de la relatividad del bien y del mal, también lo comprobé. El 36 es un hexagrama que he vivido por largo tiempo en mis huesos y en mi carne, y el 35 me cuesta comprenderlo. Pues es el sol en pleno mediodía el que potencialmente produce la sombra. Es otra vez el juego forma y fondo como explicas, que a veces me trae 'loca'. Sé que al final se trata de ir viviendo. No hay mayor descubrimiento que el día a día, que lo va mostrando todo poco a poco (o no, jajaja).
    Hoy mi asombro aquí contigo fue compartir con tanto gusto de poder comprender de una forma más sencilla lo que ilustran los hexagramas. Es como si su significado cada vez fuera más transparente a mis ojos y menos opaco. Y me ayuda el espíritu de este blog, que estoy segura que tambien lo tiene. Un abrazo grande Marta. Me ayudas más de lo que puedo contarte en palabras.

    ResponderEliminar

No se aceptan comentarios anónimos ni aquellos que no se correspondan al tema de la entrada. Este espacio de comentarios es para compartir las lecturas, no para utilizarlo como consultorio personal. Está activado el moderador de comentarios por lo que será publicado luego de que yo lo lea. Activen el comando "Avisarme"del formulario de comentarios para que les llegue su publicación y mi respuesta. Gracias por participar con nosotros.