Lalla, Cantos Místicos. Espejos de la religiosidad 3



Lalla (700 D.C)
(Tradición manifestativa del Eros)



CANTOS MÍSTICOS
(Lo que está entre paréntesis son acotaciones de la versión; acá selecciono algunos cantos, toda su obra está numerada)


LA INEXPRESABLE NO-DUALIDAD O LA ENSEÑANZA SUPREMA

1
Por una práctica asidua,
aquello que se ha desplegado ampliamente se reabsorbe,
aquello que está dotado de forma y cualidades
con el vasto Vacío se ha íntimamente fundido,
incluso el Vacío ha desaparecido,
solo queda entonces lo Inefable.
Tal es, oh Brahmin, la Verdad a obtener.

2
La palabra, el pensamiento, lo inmanente, lo trascendente, nada son en ese lugar.
El silencio, los mudra, para nada dan acceso a eso.
Ni siquiera la Consciencia y la Energía ahí están.
Si algo queda ahí, entonces, he ahí la Verdad
que conocer y realizar.

3
No hay ni Tu ni yo, ni contemplado ni contemplación,
solamente, Aquel que todo ha creado, y en el olvido se ha perdido.
Si los ciegos ahí no ven nada profundo,
los sabios, que lo supremo han reconocido,
en Él se han fundido.


LA FASCINACIÓN DEL MUNDO Y EL REMEDIO

4
Es un lago tan pequeño
que ni un grano de mostaza podría albergar.
Sin embargo a él todos van a beber.
Ciervos, chacales, rinocerontes, elefantes.
Todos, en cuanto nacen, he ahí donde caen,
una y otra vez.

5
Oh alma mía. Por ti lloro.
Porque la atracción del mundo, ese fruto de la ilusión, 
te ha tocado en suerte.
Pues, ni siquiera la sombra de aquello a lo que te apegas
al final estará cerca de ti.
La verdadera naturaleza del Ser
¡ay! ¿porqué la has olvidado?

6
¿Por qué, oh alma mía, te dejas embriagar por un vino que no es de tu cosecha?
¿Y por qué confundes error con verdad?
Carente de discernimiento, hete aquí fascinada por una ley extraña a ti.
Sometida al círculo de ir y venir,
de nacer y morir.

7
A un hombre sabio he visto, morir de hambre,
caer, como una hoja muerta por el viento del invierno.
A un idiota he visto,
que pegaba a su cocinero.
Desde entonces yo, Lalla,
a que de cuajo se corten todas mis ataduras,
yo espero.

8
Por el gran camino he venido, (el del nacimiento humano)
pero por él no volveré.
Heme aquí todavía en el ribazo
sin haber ni siquiera la mitad recorrido;
y el día se va... y la luz se oscurece...
Busco en mi bolsillo y ni una ochena (har-nav: Shiva, la consciencia) encuentro.

9
Shiva, Vishnu, Budha, Señor del loto nacido,
sea el nombre que se Le dé, 
¿puede el nombre liberarme de la enfermedad del mundo,
se le llame tal o se le llame cual?

10
Sin parar venimos, y entonces hay que volver
día y noche hay que avanzar.
Y de allí de donde venimos, ¡allí mismo a retornar!
por siempre en la rueda de nacer y morir.
¡De nada a nada! ¡De nada a nada!
Algo hay aquí
que tendremos que descubrir.

11
La Consciencia-felicidad, Luz y Conocimiento,
aquellos que la han reconocido
liberados vivientes son.
Pero a la enredada red del devenir,
nudos por centenas 
los dormidos añaden.

12
Las seis corazas están en Ti
las mismas corazas están en mi
pero, oh Shiva,
de Ti separada,
a la miseria me reduzco,
ya que entre Tú y yo, con todo sin diferencias,
sI que hay una:
y es que Tu eres, Tu, el amo de las seis
y yo soy, yo, por las seis esclavizada.

13
El deseo de liberarte que hiciste en el seno de tu madre
¿Cuando te volverá a la memoria?
Muere, hermano, antes de morir.
Y cuando mueras,
¡Honor, gran honor a ti!

14
Si obtienes un reino no tienes reposo,
Y si de el haces don, tampoco estás en paz.
Pero el liberado del deseo, no muere.
¡Que él muera al deseo, permaneciendo vivo!
He ahí el verdadero conocimiento.

15
Lo que comienza amargo deviene dulce
Lo que comienza dulce veneno se vuelve.
Cada cual hace su elección.
Aquel que avanza sin flaqueo
llega al lugar que eligió.


UNA PALABRA CLAVE PARA UNA BÚSQUEDA ARDIENTE

16
¡A recitar, a recitar una vez más!
así desgaste la lengua y paladar.
Sin embargo hasta Ti
nunca mis prácticas han llegado.
¡A desgranar el rosario!
así me he desgastado índice y pulgar.
Sin embargo ni un ápice mi pensamiento
se ha alejado de la dualidad.

17
Mil veces interrogué a mi Maestro:
"¿a aquel que nada puede definir, que nombre dar?"
Y me agotaba de repetir mi petición.
de lo indefinible, veo yo,
es de donde surge la Creación.

18
Un único precepto mi Maestro me ha dado:
"De lo exterior, me dijo, entra en lo interior"
Para mi, Lalla, esa fue la Palabra y el Precepto por excelencia.
Entonces desnuda, danzando me puse a errar. 

19
Solo te vistas para protegerte del frío. Solo comas para tu hambre calmar.
Conságrate, alma mía, a discernir el Ser Supremo.
Y reconoce este cuerpo como algo bueno...
para los cuervos del bosque.

20
Aquel que ha matado a los ladrones (concupiscencia, orgullo y deseo)
y que, esos bandidos muertos, actúa con dignidad,
es al Señor eterno al que ha encontrado,
y verdaderamente para él,
solo cenizas son el resto.

21
Las impurezas de mi corazón hice quemar,
toda avidez maté,
entonces volando se fue el nombre de Lalla,
mientras yo permanecía allí, arrodillada.

22
Presa de una ardiente nostalgia,
yo, Lalla, salí y partí errante,
en una búsqueda perdida
a través de días y de noches.
Al fin, en mi propia morada vi al Sabio
y a él me sujeté.
¡Ah, esa fue mi buena estrella,
mi momento afortunado!


INTERIORIDAD Y PURIFICACIÓN

23
Mata a los demonios asesinos: pasión, cólera y deseo.
Si no con sus flechas te matarán.
Ponte en guardia y, gracias al discernimiento del Ser,
dales tu paz por todo alimento. Descubre entonces qué débil es su poder.

24
El acto justo, oh desorientado, no consiste en ayunar
ni en hacer una comida ritual tras el ayuno.
El acto justo, oh desorientado, no consiste en dar comodidad
ni cultivo y mimo al cuerpo.
Lo que se te enseña en verdad,
es a discernir la Esencia connatural.

25
Así pudiera dispersar las nubes del Sur,
pudiera vaciar el mar o curar al enfermo desahuciado,
que no sabría cómo convencer al desviado.

26
Has curtido la piel (has venido al mundo)
y la has tensado y sujetado (te has instalado en el deseo)
para tu particular provecho.
¿Qué has sembrado ahí, para obtener una buena cosecha?
¡oh desorientado! darte a ti una enseñanza
es como disparar contra un muro
¡una pérdida de tiempo!

27
No hagas a tu cuerpo sufrir
con hambre y sed.
Aliméntalo cuando lo necesite.
Abandona tus ayunos y ritos.
Actúa bien:
esa es para ti la justa acción.

28
Complaciendo los apetitos
no llegarás a ningún sitio.
Pero la privación y el ayuno, 
te harán pretencioso.
Mantén una igualada mesura
y obtendrás la igualdad.

29
Buena comida y adorno, no apaciguan el alma,
pero los que las falsas esperanzas han quitado
a las cimas han ido.
Habiendo aprendido de las escrituras
a temer a la muerte y a la duda,
al deseo usurero nada han tomado prestado.
Dichosos, entonces, largo tiempo han vivido.

30
El nombre y la fama:
¡como echar agua en una cesta!
Pero si con su mano un héroe puede coger el viento
(dominar la tormenta interior)
o, con un cabello atar a un elefante,
(el elefante de los deseos)
Entonces, ¡ese es el verdadero triunfo!

31
Oh tú que tienes un cuerpo;
tú no piensas más que en ese cuerpo.
Oh tú que tienes un cuerpo;
tú no te ocupas más que de adornarlo.
No haces más que colmarlo de placeres.
Pero de ese cuerpo
apenas un puñado de cenizas quedará.

32
Lleva la búsqueda en ese cuerpo con pasión,
en ese cuerpo que un vehículo de la Esencia es.
Una vez desaparecidos el deseo y la ilusión,
un halo de gloria va a surgir,
en ese cuerpo mismo.
La belleza, ahí, aparecerá.

........................................................................

A TRAVÉS DE LAS PRUEBAS

102
Para realizar la Esencia innata (connatural)
paz y dominio no son apropiados.
Un simple deseo no conduce tampoco
a las puertas de la liberación.
Incluso si el hombre se ha disuelto en la contemplación,
como la sal en el agua,
incluso entonces, es raro que llegue a discernir
la Esencia connatural

103
Yo, Lalla, salí, con la esperanza de expandirme
como la flor del algodón,
¡qué de varazos recibí del limpiador y del cardador!
Después la hilandera, en la rueca,
fue sacando de mí finos hilos.
En el tejedor, en el telar colgada,
nuevos golpes me llovieron.

104
En el lavadero, por la lavandera fui golpeada,
después con arena y jabón bien frotada.
El sastre con sus tijeras,
me cortó en trozos.
Entonces yo, Lalla,
encontré la Realización.

105
La cuerda que mantenía la carga de caramelos en mis espaldas,
se ha aflojado.
Mi torso doblado. ¿Cómo Lo conseguiré?
La palabra de mi Maestro, cayendo sobre mí, me ha magullado.
Mi rebaño no tiene ya pastor.
¿Cómo Lo conseguiré?

106
Un arco de madera con una flecha de paja.
Un carpintero chapucero y un palacio a edificar.
En el centro del mercado
un tenderete sin cerrojo.
El cuerpo sin baño sagrado:
Oh Padre, ¿quién sabe lo que me sucederá?

107
Con una cuerda mal trenzada
tiré de mi barca en el océano.
¿Dios me escuchará? ¿Me hará El navegar?
Como agua en vacija de barro sin cocer,
así me voy a perder.
Mi alma está confusa, ¡ay!
¡como me gustaría volver a mi morada!

108
Alma agitada, no tengas miedo en ti,
el Eterno te cuida
y el sabe como apaciguar tu hambre.
¡Solo sobre El dirige tu llamada
para que te haga terminar la travesía!

109
Muy derecha he venido,
muy derecha me iré de aquí.
A mí, tan derecha, ¿qué podría hacerme un ser torcido?
Desde el Origen, El me conoce:
a alguien a quien El conoce ¿qué mal se le podría hacer?

110
En nada más que Eso puse yo mis esperanzas,
en nada más que éso puse yo mi confianza.
Al fin, habiendo bebido el vino de mis versos,
cogí y derribé las tinieblas interiores,
las arranqué y las hice añicos.

110
¿Cuándo la cadena de la vergüenza será cortada?
Cuando acoja censuras, insultos y mofas.
¿Cuándo el abrigo de la turbación podré tirar?
Cuando el deseo deje de agitar mi mente.

112
Malo o bueno, cualquiera que llegue
déjalo venir.
Mis oídos no escuchan nada.
Mis ojos no ven.
Cuando la llamada de lo alto
viene a despertar mi corazón,
mi lámpara se enciende porque ya no hay viento que la apague.

113
Me pueden infligir mil insultos,
que ninguna agitación morará en mi pensamiento.
Si verdaderamente a Shiva soy fiel,
¿una pizca de cenizas ensuciaría un espejo?

114
Que me censuren y me injurien,
que me digan lo que quieran,
que me honren
o me regalen flores.
Nada de esto me ha tocado
¿qué queda de todo ello después?

115
Sabiendo, se ignorante
y viendo, ciego.
Oyendo bien, se sordo
e insensible se en todo.
A todo lo que te digan,
di que "de acuerdo".
Esto es en verdad lo que hay que practicar
para conocer la Realidad.

116
Ten paciencia con el relámpago y el trueno,
ten paciencia con la oscuridad en pleno día,
ten la paciencia de pasar tu mismo por el molino.
Se dichoso; El vendrá por sí mismo.

117
Firme y seguro el molino gira y gira (el camino místico)
El eje (el pensamiento orientado) sabe como accionar las piedras.
Cuando el molino gira muele fino. (transforma lo grosero en sutil)
Al centro del molino llega entonces más grano. (todos los aspectos de la vida se van purificando)


118
Oh cisne que eras, hete aquí mudo (pérdida de las facultades limitadas individuales)
Alguien se ha ido robándote algo.
El molino parado, el conducto se obstruyó.
Y el molinero se fue llevándose el grano.
(Shiva, la Consciencia, todo se ha llevado)

119
Yo, Lalla, me agotaba
buscando y buscando más,
más allá de mis fuerzas.
Comenzando a ver, vi los cerrojos de Su puerta
y todavía creció más mi anhelo,
la pasión en mí se volvió inquebrantable
y ahí mismo yo Le contemplé.

EL VACÍO

120
Desapareció el sol (el conocimiento)
y del claro de luna vino la luz.
Desapareció la luna (el sujeto cognoscente)
y solo el pensamiento quedó.
Desapareció el pensamiento y entonces,
ya nada en ningún lugar.
¿A dónde la tierra, el aire y el cielo han ido?

121
Desapareció el tantra,
y quedó entonces el mantra.
Desapareció el mantra
y el pensamiento quedó.
Desaparecido el pensamiento, entonces
ya nada en ningún lugar.
En el Vacío un vacío se ha absorbido.

122
Mata el deseo y discierne la Esencia aquí mismo.
Conocerla es un lujo; abandona las fantasías.
¡Ella está de ti tan próxima!
no la busques a lo lejos.
En el Vacío un vacío se ha absorbido.

123
El lago, lo recuerdo tres veces desbordado.
Una vez se diría que tocó el cielo.
Desde el puente que va de Haramukh a Kaunsar.
Siete veces, me acuerdo, el vacío se absorbió el lago.
Durante eones de tiempo he visto,
la disolución de los mundos y su nacimiento.

124
Atravesaba yo sola la inmensidad del Vacío.
En mi no quedaba ni conocimiento ni razón.
Al verdadero Ser, al fin, me desperté.
Entonces el Loto, saliendo de la boca,
a través de Lalla se expandió.

...............................................................................

EL ÚNICO O LA NO-DUALIDAD VIVIDA

136
Yo apacigüé el amor en el fuego del amor.
Antes de morir yo morí toda entera.
Libre de forma en mi real naturaleza
¿Cuántas formas no habré desplegado?

137
El yo desaparecido ¿qué haré?
En la pérdida, perdí la pérdida.
La pérdida perdida,
volví al océano de la existencia.
Riendo, jugando, he obtenido
la revelación de la Esencia, aquí mismo.
De lo que aquí digo
yo misma soy la prueba.

138
Si conoces bien la Unidad,
ya no estás en ningún lugar.
Por la Unidad a la nada me reduje.
A pesar de que el Uno sea Único,
yo conozco la guerra de los dos.
A pesar de que no tenga color ni forma,
en sus maravillosas formas estoy cogida.

139
Saliendo de la Interioridad en mi búsqueda ardiente,
me encontré en pleno claro de luna. (el universo transfigurado)
En mi búsqueda ardiente
del mismo al mismo iba.
Tu solo, oh Shiva, Tu eres eso, solo Tu lo eres.
eso no es mas que Tu solo, oh Shiva.
¿Cuál es el significado de tu juego?
¿No es toda esta maravilla creada por tu mirada?

140
La impureza se disolvió de mi pensamiento
como las cenizas de un espejo.
Entonces obtuve el Conocimiento
en este mundo mismo:
Cuando lo vi tan próximo a mí,
supe que todo era El, y nada yo.

141
Es El quien ríe, es El quien estornuda, tose o bosteza,
es El quien se baña en los estanques sagrados,
El es, el asceta desnudo todo el año.
De ti está El tan próximo, ¡reconócele!

142
El agua, por el frío vencida,
en hielo o nieve se transforma.
Reflexiona como tres cosas que siendo diferentes
en la realidad no lo son.
Que brille el sol de la suprema Consciencia,
y entonces lo animado, lo inanimado,
el mundo entero es reconocido todo como Consciencia.
Y todo es igual.

143
Venido a este mundo del devenir,
he practicado la ascesis.
A la luz del despertar
he descubierto la Esencia en este lugar.
Para mi nadie muere, y yo no muero para nadie.
Si muero está bien,
y bien está si soy longevo.

144
Aquel para quién él mismo y el otro son iguales.
Aquel para quien el día y la noche se asemejan.
Aquel cuyo pensamiento está libre de dualidad,
ese solamente es el que a visto al Soberano de los dioses.

145
A aquel que, con la vía del Cisne en la memoria
(la repetición natural y espontánea del mantra HAMSA con cada respiración)
sin cesar a Shiva invoca,
y que, aunque activo noche y día,
del fruto se ha despreocupado,
habiendo la dualidad dejado su pensamiento,
hacia él se muestra siempre benévolo
el Soberano de los dioses.

146
La Consciencia siempre es nueva,
el Yo Supremo siempre nuevo.
Veo siempre nuevo el universo transfigurado.
Después de que he, cuerpo y alma, purificado,
Heme aquí, Lalla, todavía y siempre nueva.

147
Todo acto que efectúo es un culto ofrecido,
toda palabra que pronuncio, un mantra es,
Todo lo que en mi cuerpo vivo,
ese Reconocimiento revela:
Esto, todo esto, es el Tantra del Supremo Shiva

. . .


Referencias:

Esta versión de los Cantos de Lalla la imprimí de una página que ya no existe en la web, http://www.terra.es/personal/javierou/.htm
Era un archivo precioso alojado en terra.es, algo como nuestro Compendiu d'I Ching, hecha con mucho amor y sabiduría al igual que el nuestro. Todos los textos tienen una presentación que ayuda al extranjero.
Javier la había llamado:  Ayuda para los navegantes de los tiempos de las sombras.
No solo estaba Lalla, había mucho más del Shivaísmo tántrico de Cachemira. Lo imprimí todo, para mí él era el extranjero que llegaba con un banquete en el camello. Tanto era que todavía hay mucho para masticar en la despensa. Por esto quiero agradecer al Sr Javier  Rouzaut. Por lo que él no sabe -pero yo sí sé-, ¡gracias!.

Encontré a su Lalla en scribd, Aiko Hasunohana lo copió completo e hizo un pdf. Lo pueden descargar de aquí:   http://es.scribd.com/doc/208383884/Cantos-Misticos-de-Lalla





Comentarios

Entradas populares