Eugen Herrigel: ZEN EN EL ARTE DEL TIRO CON ARCO. Espejos de la religiosidad 8.




ZEN 
EN EL ARTE 
DEL TIRO CON ARCO
Eugen Herrigel 
(Bungaku Hakusi)

........................................................................................................

Así, un día le pregunté al maestro "Pero ¿cómo puede producirse el disparo, si no lo hago yo"?
"Ello dispara" --respondió.
-"Esto ya me lo dijo usted varias veces; formularé pues mi pregunta de otra manera: ¿cómo puedo esperar el disparo, olvidado de mí mismo, si `yo' ya no he de estar allí?"
"Ello permanece en la máxima tensión."
-"Y ¿quién o qué es ese Ello?"
-"Cuando haya comprendido esto, ya no me necesitará. Y si yo quisiera ponerle sobre la pista, ahorrándole la propia experiencia, sería el peor de los maestros y merecería ser despedido. ¡No hablemos más, pues, practiquemos!"
............................................................................................................
De repente, un día, después de un tiro mío, el maestro hizo una profunda reverencia y dio por terminada la clase. Ante mi mirada perpleja exclamó: "¡Ello acaba de tirar!"
................................................................................................................
"Supongo que lo peor lo dejamos atrás" -dije cierto día al maestro, cuando anunció que íbamos a pasar a nuevos ejercicios. "Al que debe caminar cien millas -respondió- nosotros le recomendamos que considere noventa como la mitad. Lo nuevo, de lo cual se trata ahora, es el tiro al blanco."
.........................................................................................................................
"Usted se equivoca -observo el maestro después de un rato- si cree que una comprensión, aunque sea medianamente plausible, de esas misteriosas relaciones podría ayudarle. Se trata de fenómenos inalcanzables para el intelecto. No olvide que, aun en la naturaleza, existen coincidencias incomprensibles y, no obstante, tan ciertas que nos acostumbramos a ellas como si se sobreentendieran. Le daré un ejemplo que me ha ocupado muchas veces: la araña "danza" su red sin saber nada de la existencia de moscas que quedarán atrapadas en ella. La mosca, danzando despreocupadamente en un rayo de sol, se enreda sin saber lo que le espera.
Mas a través de ambas danzas "Ello", lo interior y lo exterior, son uno en esa danza. De la misma manera, el arquero da en el blanco sin apuntar exteriormente.
Mejor no se lo puedo explicar."

. . .

Por este enlace puede acceder al libro, pero es un libro que hay que tener en las manos. Un descubrimiento que se lee una y otra vez y siempre se abre a una lectura distinta. El libro no cambia, uno cambia.
http://ebookbrowsee.net/eugen-herrigel-el-zen-y-el-arte-del-tiro-con-arco-pdf-d313617837

Comentarios

Entradas populares