¡BIENVENIDO!

En este blog se comentan los 64 HEXAGRAMAS del I CHING y se comparten experiencias para divulgar su uso y facilitarlo. Les recuerdo que todos los hexagramas tienen distintos niveles de lectura, pueden señalar a distintas dimensiones de nuestras vidas, y eso depende de la índole de la pregunta que se haga. Por eso se usan analogías e imágenes en donde pueda reflejarse toda la gama de preguntas-respuestas.
Es necesario aclarar que acá o en privado no se hacen lecturas de las respuestas a tus consultas. Este no es un sitio comercial.
Si deseas compartir, comenta tu lectura en el hexagrama correspondiente y la comentaré si puedo aportar algo.
Si necesitas orientación para tu lectura busca en la página Uso del I Ching y en Recursos para las lecturas en la columna lateral.
Hay varias entradas para cada hexagrama, usa el buscador del blog en la columna lateral o entra a las páginas de arriba para encontrarlas. La página Uso del I Ching tiene artículos que tal vez puedan mejorar tus técnicas.
Todo está ordenado y a tu disposición. Bienvenido.

31 de agosto de 2014

Hexagrama 29, K'an. Las líneas del Hombre: 3 y 4.



Estas líneas 3 y 4 son las líneas de la transición entre el trigrama inferior y el superior. Son líneas complicadas, hay mucho que se une acá porque ambas pertenecen a tres trigramas. Algo que pueden descubrir si miran el hexagrama abajo.

La línea tres quiere asomarse hacia arriba, pero no sabe cómo.
Las líneas tres son muy interesantes, uno se reconoce en esa condición tan humana, esa torpeza, ese ensayo. Muchas líneas tres tienen sentencias como humillación, arrepentimiento, cambiar de opinión, no saber cómo conducirse. Y no hay más remedio, hay que probar y equivocarse para aprender. Tampoco es cuestión de andar con las monedas en el bolsillo y decirle a la gente y al mundo "espera, consulto con el I Ching" para invitar a tomar un café o para salir corriendo de un incendio.

Las líneas cuatro ya están arriba, ya saben como subir y bajar. Igual son delicadas, pero uno ya está en la acción, ya tiene calle, ya se equivocó  y aprendió. Igual la cuatro no es muy creída de sí mismo, ni tampoco gusta de la exposición pública constante como la cinco.
Digamos que el puesto cuatro es cómodo en comparación con el tercero y el tercero es incómodo en comparación con el cuarto y eso nos servirá de antemano para entender estas líneas del Hombre; con las debidas excepciones que tiene toda regla.

En este caso del hexagrama 29 ambas líneas son Agua, son Trueno y son Montaña; entonces son similares en cuanto a su cualidad pero distintas en cuanto a su posición.
En todos los hexagramas dobles se da esta condición de igualdad de cualidades para las líneas del Hombre.

Otra condición que es común a los hexagramas dobles es que las líneas del trigrama inferior nunca encuentran correspondencia con las del superior. Algo que pueden descubrir si miran el hexagrama abajo.

Como pueden ver, la primera con la cuarta, la segunda con la quinta y la tercera con la sexta encuentran una linea que es igual en lugar de encontrar una que la complemente. Yin con yin, yang con yang no funciona, no hay complementación. Si es yang con yang hay rivalidad y celos, si es yin con yin hay indecisión y reproches mutuos, quejas de toda índole.
Lo que nos lleva a deducir que las líneas de los hexagramas dobles marchan mejor cada una por su cuenta porque no se emparejan bien.
Digamos que los hexagramas dobles representan a las esencias que componen nuestro mundo y cada línea se debe estudiar con independencia de las otras cinco porque su grado de abstracción es muy elevado.

La utilidad que tiene saber esto es que cuando encontramos, por caso, el trigrama agua en algún hexagrama sus líneas tienen esta misma esencia. Si está en el trigrama inferior la de las líneas 1, 2 y 3; si está en el superior la de las líneas 4, 5 y 6.
Entonces estudiar las líneas de los hexagramas dobles ayuda mucho para la lectura de una respuesta y con esa intensión estoy escribiendo estas entradas.


Miremos la línea 3 de El Agua:
El Agua
Es una línea yin en puesto yang que "cabalga" sobre una línea yang en puesto yin, la segunda. Encuentra sostén abajo en esa firmeza y por tanto el peligro no es extremo como en la primera línea que se hunde en el abismo sin retorno.
Pero ya dijimos que el trigrama K'an es un caballo brioso e ingobernable, agreguemos ahora que la segunda línea yang es el mismo caballo pero acá está sin domar y no acepta montura. Lo decimos así porque es la primera línea del Trueno del trigrama nuclear inferior. No es fácil la cosa para la tercera línea que es yin.
Yin no puede controlar a ese caballo yang que monta, no lo puede controlar en lo absoluto. Tiene que dejarse llevar por la corriente e intentar sobrevivir.

Algo así:


Así:


Así:

Cómo fue que lo dijeron los maestros:

De venir el Barranco, el Barranco.
Arriesgando más-todavía reclinarse. 
Entrar tendiendo-hacia el Barranco, la depresión. No aprovechar.

Los maestros eran muy sabios. Esta situación no se puede aprovechar, todo sucede tan rápido que no hay tiempo para pensar, reflexionar ni decidir. Todo sucede sin nuestra intervención consciente, el cuerpo lo hace todo solo por su cuenta y sin necesidad de nuestra mente.

El que se para a pensar para entender lo que sucede, pierde. Esta línea es la central del trigrama nuclear inferior Trueno, el Trueno se la lleva puesta. Lean la segunda línea del hexagrama Trueno para comprobar lo que estoy diciendo.

Esa es la ventaja que tiene mantener la mente unida al cuerpo, que cuando es necesario la mente deja al cuerpo hacer. Pasar por una situación como esta y salir ileso es descubrir algo que uno no sabía que tenía. Como reflejos instantáneos, visión panorámica, coraje, audacia, velocidad, siete vidas como el gato.
Uno se siente raro con estas experiencias, como si se desconociera a sí mismo con este Rambo insospechado con el que convivimos dentro nuestro. Es que nuestros cuerpos tienen recursos para sacarnos ilesos de las emergencias que nos atrapan, nuestros cuerpos han sido probados para la supervivencia durante millones de años. De no ser así ya no estaríamos acá, nos habríamos  extinguido antes de aprender a usar el fuego.

Cuando esta línea entra en mutación se forma el hexagrama 48, El Pozo de Agua y su tercera línea que habla de un pozo que contiene agua limpia y pura que nadie bebe. Nadie bebe porque nadie sabe que está allí, no hay consciencia del potencial subyacente. De que lo extraordinario para nuestra consciencia en realidad es ordinario para nuestro cuerpo. De que nuestro cuerpo es más sabio que nuestra mente cuando se trata de sobrevivir al peligro. Nuestro cuerpo sabe, nuestra mente cree saber.

Miremos la cuarta línea:
El Agua
Dijimos que la cuarta línea era cómoda en comparación con la tercera y que la tercera resultaba incómoda en comparación con la cuarta.
Esta situación es mucho más cómoda que la que tiene que vivir la tercera:

Aunque sean  hombres y fornidos todos son yin acá y lo disfrutan, como corresponde a una línea yin en un puesto yin. Luego sigue el bote yin en puesto yang y luego el yang en puesto yin que es el río que está abajo, por eso salta tanto. El abismo de la primera línea es la pendiente.
Si miran el hexagrama y miran  esta fotografía  pueden reconocer todas las líneas de abajo hasta la cuarta inclusive.
La pendiente es "el abismo" blando; luego el río firme cayendo en el abismo blando, siguiendo la pendiente; luego el bote blando; luego los hombres blandos montando el bote blando que monta al río firme. Yin, yang, yin, yin.



Un comentario; el abismo tiene el control en este hexagrama, ninguna línea puede evitar caer en el abismo; nadie puede evitar vivir si permanece vivo. Vivir es caer en el abismo, seguir fluyendo hasta el mar.

Hexagrama 60, La Restricción
 Lago abajo, Agua arriba,
El mar.
Hexagrama 59, La Dispersión
Damos vuelta el 60 y tenemos el 59, Agua abajo, Viento y nubes arriba.
El agua se ha evaporado, el viento la ha llevado y está lloviendo con truenos en la montaña. En el valle y la llanura es una gran inundación, la inundación del monzón.
El Agua es imparable, como la Vida. Nada la detiene en su carrera. Una vida vivida a fondo son muchas vidas. Vida y más vida y más vida.
Hexagrama 59, La Dispersión.
Todo ha desaparecido llevado por el agua. La vida nos dispersa,
una lluvia torrencial en la montaña nos lleva lejos y rápido si aceptamos vivir lo que trae la vida
en cada momento y sin ataduras. ¿Acaso el agua se puede detener acá?
Consumar y seguir es vivir. 
En la cuarta línea ya hay total consciencia de permanecer en una situación peligrosa, se la busca o se la acepta y se la propone a otros. Se disfruta de la excitación compartida, del peligro compartido. El agua acá se siente más viva que nunca. Cualquier deporte de riesgo o situación de riesgo que se busca y se comparte va bien con esta cuarta línea del agua.
La cuarta línea son las aventuras del hijo del medio. Un viaje por el Amazonas, una sesión de rapell, una aventura nocturna, una escapada, una borrachera con amigos o con desconocidos circunstanciales. Recuerden que uno de los significados de K'an es ladrones y que es un hexagrama rápido que consuma la acción y continúa su camino. Hay que tener buen oído porque la audición penetra en el cuerpo y le avisa, lo alerta. Piso en falso y cruje. Piso en falso y se produce un silencio mortal. Piso en falso y siento cómo cede, ¿quién siente? mi cuerpo lo siente y acude al jarro de adrenalina.

María lo disfruta, aprovecha el jarro que es su cuerpo.
 Su cuerpo dispone de un jarro de adrenalina y de tanto en tanto le da un sorbito.

El texto lo dice así:
a) Una copa, licor, una bandeja añadida.
Aprovechar el jarro.
Dejar-entrar ataduras originadas-en la ventana.
Consumar, sin falta
b) Una copa, licor, una bandeja añadida.
Lo Sólido[y]Flexible, la frontera por-cierto

Cuando esta línea muta el hexagrama derivado es el 47, El Agotamiento, Confinar. Ese hexagrama donde es imposible decir lo que a uno le sucede. Por el motivo que sea uno no lo puede decir. Es incomunicable y si lo dice es increíble.  
47, Confinar.
Su cuarta línea habla de que uno camina muy compuesto como si no hubiera pasado nada. Pero sí que ha pasado y uno lo sabe, está Li, fuego y consciencia en el trigrama nuclear inferior. No hay mayor problema porque ya está hecho y acabado, consumado. Hecho consumado y a otra cosa es lo propio del agua. 
La cuarta línea del hexagrama 29 es un lobo por dentro y un cordero por fuera, un manso que necesita de tanto en tanto descargas de adrenalina para sentirse vivo. Necesita aventuras y está en la índole de cada una de estas personas las aventuras a las que se dedica en sus ratos libres.
Como ven, es complicado. Complicado es el Hombre y esta es una línea del Hombre. Los Hombres somos complicados.

En la próxima entrada estudiamos las líneas del Cielo del hexagrama 29, la 5ª y la 6ª.

5 comentarios:

  1. Preciosa y clara explicación del 29.4, no obstante la emoción de una aventura, es a veces escalofriante jeje. Sobre todo cuando pregutnas a principios del año, como será tu año. Gracias Marta, siempre sabia, siempre con una claridad insuperable. Abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Hola Marta. Me llama la atención que la combinación de los hombres que montan el bote -la cuarta línea- y van hacia el abismo bajo la pendiente -primera línea-, resulten en el hexagrama 58. Podría representar la adrenalina? Me pregunto si el 58 puede significar otra cosa que alegría serena cuando no muta ninguna línea.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es evidente que esos hombres de la fotografía lo están disfrutando mucho y si, son adictos a la adrenalina, disfrutan de las emociones fuertes.
      Tal vez sea asunto de reflexionar en el significado de "sereno". Cuando alguien mantiene su serenidad aún durante las emociones fuertes puede reaccionar para mantenerse con vida en medio de un torbellino como son esos rápidos del río, una batalla cuerpo a cuerpo o una carrera de fórmula 1.
      Por eso el 58 es impertérrito frente al desorden, los gritos, las explosiones. Un 58 te salva la vida, es el que no se inmuta, el que mantiene su serenidad. Los hexagramas tienen un significado muy amplio.
      Gracias por este comentario Amiga, un abrazo.

      Eliminar
    2. Lo de alegre es porque el 58 disfruta de esto, lo hace porque lo disfruta, no tiene ninguna necesidad de hacerlo. Para el 58 esta es la alegría de estar vivo.

      Eliminar
    3. Como ir a bailar a un boliche ruidoso o ir a un recita multitudinario o a la cancha de fútbol en un clásico. Hay que estar dispuesto a disfrutar al máximo y a mantener la serenidad para sobrevivir a la experiencia. Porque todos esos son situaciones y lugares en que, en cualquier momento, se puede hacer desenfrenada la cosa y el que se mantiene sereno sale de ello igual que como entró. Se bailó todo, se gritó todo, se traspiró todo, se limpió todo.

      Eliminar

No se aceptan comentarios anónimos ni aquellos que no se correspondan al tema de la entrada. Este espacio de comentarios es para compartir las lecturas, no para utilizarlo como consultorio personal. Está activado el moderador de comentarios por lo que será publicado luego de que yo lo lea. Activen el comando "Avisarme"del formulario de comentarios para que les llegue su publicación y mi respuesta. Gracias por participar con nosotros.