De la fe de las cosas invisibles...

Lo que está detrás de la puerta es invisible a mis ojos.
Pero tan real como lo soy yo.
Si sé que existo, no dudo de la existencia de un mundo del otro lado de la puerta.
La puerta no es más que lo visible de lo invisible.


Esta puerta tiene vías de acceso.

Se puede usar el llamador y esperar a que abran.
Se puede espiar por el orificio de las cartas.
Se puede abrir con su llave.
Se puede derribar con un hacha pero eso es correcto sólo en emergencias; incendios, cataclismos.

Si usamos el llamador no habitamos en la casa, pero queremos tener acceso a ella.
Si espiamos por el orificio de las cartas, satisfacemos una curiosidad y nos llevamos una imagen parcial, distorsionada.
Si usamos la llave somos libres de entrar a placer y de quedarnos cuanto queramos.

Tengo en mi mano un manojo de llaves, voy a intentarlo.

Eso sí, será un viaje interminable, porque de ambos lados de la puerta está el mundo.


-----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Encontré un enlace apropiado para esta entrada, se los subo
http://ulises-itaca.blogspot.com/2012/01/fuga-sin-fin.html#links

Acabo de escribir una entrada que continúa a ésta. Han pasado casi tres años:
http://abatesoderini.blogspot.com.ar/2013/04/presentacion-e-invitacion-al-baile.html

Comentarios

  1. ´Ta lindo. Sigue así. Muy bueno lo de la puerta. Y, hablando de puertas te regalo estos versos de J.R.R.Tolkien que tan bien conocés:

    The Road goes ever on an on,
    down from de door where it began.
    Now far ahead the Road has gone,
    and I must follow, if I can,
    pursuing it with eager feet,
    until it joins some larger way
    where many paths and errands meet.
    And whither then? I cannot say.

    Cheers!

    ResponderEliminar
  2. Ya usé tu regalito, gracias. Que se reproduzca.

    ResponderEliminar
  3. Ya leí prácticamente todas las entradas; y esto, lo de la puerta, me pareció...pensé: la creatividad sale por donde sea.

    ResponderEliminar
  4. No es cuestión de creatividad hueca, de adorno. Primero hay que investigar lo que se encuentra al abrir la puerta. La creatividad sobre eso llega luego.
    Lo que planteas sería querer ser concertista sin estudiar, ensayar e investigar.
    Cuanto no te distingues de la obra porque sos uno con el instrumento, ahí es creatividad.
    Cuando se trata de vivir es igual. Necesitas experiencias, estudio e investigación y cometes muchos errores y reflexionas y así vas formando tu carácter y eres tu propia obra.

    ResponderEliminar
  5. Por supuesto que no es hueca; yo lo decía en el sentido de que pusiste una puerta e hiciste todo un desarrollo muy lindo con eso, relacionado con el I ching, a eso me refería. Que me había sorprendido.

    ResponderEliminar
  6. Disculpa, entendí que decías que la creatividad permitía el ingreso a lo oculto. Y es que en parte es así, pero es completamente inconsciente. Es necesario una vuelta más de tuerca para investigar lo oculto, a la intuición hace falta agregarle la razón.Es necesaria la razón discriminativa, la que distingue un objeto de otro. Eso se logra con la experiencia reflexiva y el estudio, que en el caso de un saber hacer, de una tecnología, es 90% de la experticia.

    ResponderEliminar
  7. eso quería decir; es que mi comentario fue un tanto ambiguo y breve. Doy fe de que es un aprendizaje serio y complejo y que lleva más que una vida. Gracias

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

No se aceptan comentarios que no se correspondan al tema de esta entrada. Este espacio de comentarios es para compartir tus lecturas, no para utilizarlo como consultorio personal. Está activado el moderador de comentarios por lo que será publicado luego de que yo lo lea. Activen el comando "Avisarme"del formulario de comentarios para que les llegue su publicación y mi respuesta. Gracias por participar con nosotros.

Entradas populares