¡BIENVENIDO!

En este blog se comentan los 64 HEXAGRAMAS del I CHING y se comparten experiencias para divulgar su uso y facilitarlo. Les recuerdo que todos los hexagramas tienen distintos niveles de lectura, pueden señalar a distintas dimensiones de nuestras vidas, y eso depende de la índole de la pregunta que se haga. Por eso se usan analogías e imágenes en donde pueda reflejarse toda la gama de preguntas-respuestas.
Es necesario aclarar que acá o en privado no se hacen lecturas de las respuestas a tus consultas. Este no es un sitio comercial.
Si deseas compartir, comenta tu lectura en el hexagrama correspondiente y la comentaré si puedo aportar algo.
Si necesitas orientación para tu lectura busca en la página Uso del I Ching y en Recursos para las lecturas en la columna lateral.
Hay varias entradas para cada hexagrama, usa el buscador del blog en la columna lateral o entra a las páginas de arriba para encontrarlas. La página Uso del I Ching tiene artículos que pueden mejorar tus técnicas.
Todo está ordenado y a tu disposición. Bienvenido.

26 de abril de 2011

El hexagrama 56,Lü y La Montaña bifurcada, el hogar ancestral de Bodhidharma


Esta pintura es una belleza, por eso la puse grande, para que la disfruten. Hay mucho para mirar y meditar aquí.
Lo que llama mi atención en este momento es que yo veo en la montaña nevada, en el horizonte, dos picos. Una montaña alta con dos picos. La montaña bifurcada.
La montaña significa también una casa y un templo. También es la mente iluminada, la que se sabe un instumento del Tao, la que nació dos veces en una vida.

La montaña de dos picos, la montaña occidental, es una figura repetida en el I Ching. Se trata de la montaña del hogar ancestral del clan Chu. A este clan pertenecieron el rey Wen, que escribió los Dictámenes para los signos, es decir, para los hexagramas; y el duque de Chou, que escribió luego los Dictámenes para cada trazo de cada uno de los signos.

Frente a esta montaña son presentados los servidores meritorios que no pertenecen al clan, para que la montaña los conozca, los identifique. Esta montaña es memoria, porque una montaña nevada es alta, está preservada y brilla a lo lejos, se ve de lejos. Imaginen la fila de ancestros perdiéndose en el horizonte y todos reconociendo y recordando al servidor meritorio. Era el máximo honor que un extranjero podía recibir. A su muerte se le reservaba un lugar donde morar en la montaña, por eso la necesidad de la presentación y el recuerdo. Para que los ancestros lo reconocieran al llegar y dieran cabida a su alma.

Es el caso de Bodhidharma, un renacido, primer patrirca Zen, creador del Kung Fu en las montañas Songshan de la China central, en Shaolin. Él nació en la India y llegó a China el año 500 después de Cristo. Era un extranjero.

Representación japonesa de Bodhidharma.


Como en todas las culturas, el occidente es el lugar de la muerte, y el que ha muerto y renacido en vida camina desde occidente a oriente. Desde la muerte hacia la vida, el camino inverso.
Como el Zen yendo hacia Japón, y venía feliz. Traía una buena nueva para compartir con el mundo desde el corazón de China Central, caminaba buscando el calor y la luz del sol. Es que la vida ama al sol y lo busca, y la vida ama al recién nacido.
La montaña bifurcada de la pintura japonesa es el hogar ancestral adoptivo de Bodhidharma, el primer patriarca Zen, el creador del Zen, una combinación del budismo y el taoísmo. Algo que sólo puede crear un extranjero.

El hexagrama 56 es mucho más de lo que parece, porque algunos que han dejado su casa son mucho más de lo que parecen.

Me recuerda a la poesía de Tolkien, la que escribió para Aragorn, empieza así:

"No todo lo que es oro reluce,
ni todo el que anda errante está perdido..."

La cuestión de que no todo lo que es oro reluce se trata en el hexagrama 22, Pi, La Gracia o El Adorno. 

La cuestión de que no todo el que anda errante está perdido en el 56, El Andariego


Como ven los trigramas se intercambian de arriba abajo entre los dos hexagramas, hay un vínculo entre las dos cuestiones. La naturaleza del vínculo da para otra entrada, pero pueden ir pensando por su cuenta porque yo no sé cuándo la escribiré. Puede ser mañana en dos meses o nunca.

Nadie sabe las energías que se están moviendo cuando un extranjero arriba a tierras extrañas, ni siquiera el extranjero lo sabe. Anda errante pero no está perdido, sigue a su voz interior. Esa voz se siente como una inquietud que te dice que aún no has llegado a donde tienes que llegar. Y uno obedece, como Bodhidharma, que partió de la India al norte sin saber que al llevar el budismo al taoísmo daría orígen al Zen que conocemos ahora en sus distintas vertientes.

Dice la historia que él no dudó ni un instante en hacerse cargo del trabajo de propagar el budismo hacia el norte.
Muy típico del fuego en la alta montaña, quemando pastos secos por la helada del invierno.
El fuego es apasionado y vehemente al usar el combustible. No espera a nadie, va y lo hace. Lo único que necesita es la primera chispa.

La montaña de pico bifurcado es un simbolismo de otras culturas también. Se refiere a la condición androgina del ser superior. Condición con la que no nacemos pero podemos alcanzar en vida. Nacemos y morimos como montañas masculinas o femeninas, si somos una montaña de pico bifurcado eso es señal de que hemos integrado en vida al mellizo del otro sexo. Por lo tanto hemos vuelto a nacer, a nacer a la condición androgina primigenia, el Adam Cadmon de la tradición hebraica o Hermes de la griega son androginos.

Bodhidharma es androgino, ¿cómo puede ser posible de otra manera ser completo?

Acá les dejo el enlace a otra entrada que escribí sobre el hexagrama 56:

6 comentarios:

  1. gracias Marta, tus palabras iluminan mi camino errante que aun no comprendo. Proponen una perspectiva mucho mas amorosa y poetica de la que puedo darle a mi confusión. Un abrazo sincero
    Patricia (hexagrama 56)

    ResponderEliminar
  2. Marta, querida. Me tienes con lágrimas en los ojos...pude un comentario en tu observación primera del Hexagrama 56 y no sabía yo lo que me iba a encontrar aquí. He estado estudiando el Discurso de Bodhidharma, en la versión de Red Pine, y ha sido un encuentro extraordinario en lo que es y no-es, siendo y no-siendo. Me quedo en silencio por no poder expresar lo que ni siquiera se. Gracias, gracias, gracias. Si, estoy errante, pero no perdida, aunque tampoco encontrada... Te envío un abrazo con cariño.
    Ana

    ResponderEliminar
  3. Gracias Ana, contesté tu pedido en la otra entrada del 56. Estás dando un gran paso para encontrarte, limpiar eso que agobia el alma.
    En realidad solo existen dos sentimientos básicos que son polaridades opuestas, el miedo y el amor. Cuando disminuye el miedo aumenta el amor.
    Bodidharma habrá tenido sus miedos, pero para hacer ese viaje los tiene que haber tenido reconocidos. Cuando los reconoces, los identificas, es más sencillo decir "sí, eso me atemoriza, pero aun así seguiré" El miedo que conoces pierde poder para controlar tu vida y el corazón se abre como una flor, jejejej

    Un abrazo Ana

    ResponderEliminar
  4. Buenos días Marta,

    al tener los comentarios cerrados en el otro post del 56, me dirijo a este para poder comprender contigo una tirada realizada.
    Estoy en una situación de nuevos emprendimientos laborales, de publicar ni novela, y otras cositas. Respecto al corazón la persona que quiero, finalizó la relación hace un mes y no hemos vuelto a saber nada el uno del otro, aunque yo me encuentro bien.
    Me llamaba realmente la atención consultar genéricamente, y pregunté: ¿qué necesito saber?
    Respondió 56 con lineas 3 y 5 mutando al 12.
    He leído tus entradas y de primeras me han motivado bastante... pero al leer el compendiu, exactamente la línea 3...me he quedado un poco apesadumbrada.
    Interpreto que estoy en pleno cambio, que nuevas puertas se me abren, que tengo que estar sociable y amable con las personas y que llegaré a estancarme. Indicas en el hexagrama 12: No es que estemos inermes, estamos invalidados. Es decir que todos los recursos que sabemos usar para vivir no son efectivos, que tenemos que aprender una nueva tecnología.
    Esto me lleva a pensar que estoy haciendo las cosas de la misma manera y que tengo que aprender a viajar de otra manera.
    Se me ofrecen nuevas oportunidades de cambio, pero tengo que actuar de otra manera y para ello, podré aprender si me acerco a las personas correctas.
    ¿Puedes indicarme si interpreto correctamente?

    ResponderEliminar
  5. Hola Eva, pienso que vas correctamente por ahí en la lectura.
    Te agrego que el hexagrama 12 es un instructivo en sus líneas. Un instructivo de como proceder cuando encuentras obstrucción en tu camino, como si hubiera seis carteles que te dicen cuál es el trabajo que hacer para retomar luego. Ves que la primera te dice de retirarte con los compañeros, hacer un desvío; la segunda de detenerte y aceptar la obstrucción como un hecho y proceder a retirar las piedras y así sigue. La obstrucción no es algo que te inmoviliza quitándote posibilidad de acción. Digamos que la obstrucción es un estímulo para tu creatividad y en ocasiones la obstrucción te conduce por caminos nuevos que nunca habías pensado en tomar y renuevan tu vida. Acá estás llegando al 12 desde el 56, tu lectura va por el buen camino.
    Cariños Eva, gracias por la oportunidad.

    ResponderEliminar
  6. Muchas gracias por responderme tan pronto Marta.
    No había considerado nunca leer las líneas del hexagrama tendencial. Lo tomaré en cuenta a partir de ahora.
    Gracias

    ResponderEliminar

No se aceptan comentarios anónimos ni aquellos que no se correspondan al tema de la entrada. Este espacio de comentarios es para compartir las lecturas, no para utilizarlo como consultorio personal. Está activado el moderador de comentarios por lo que será publicado luego de que yo lo lea. Activen el comando "Avisarme"del formulario de comentarios para que les llegue su publicación y mi respuesta. Gracias por participar con nosotros.