SOBRE LAS LÍNEAS 3 Y 4 DE LOS HEXAGRAMAS Y EL CASO DEL HEXAGRAMA 38

Sobre las líneas 3 y 4:

Estas líneas son las centrales de las seis líneas de un hexagrama y se atribuyen al Hombre como intermediario entre las dos líneas de Tierra abajo y las dos líneas de Cielo arriba. Las tres potencias fundamentales que están representadas de esta manera en los hexagramas del I Ching.

La tercera es un puesto impar y, por serlo, se aviene mejor con una línea yang que con una yin. Igual sucede con la cuarta, pero a la inversa. Que se aviene mejor con una línea yin en ese puesto par.

Pero hay otra cuestión involucrada en la corrección entre el puesto y condición yin o yang en estas dos líneas. Es que ambas tienen la función de conectar el trigrama inferior con el superior. Es decir, lo de adentro con lo de afuera, lo de abajo con lo de arriba, lo de atrás con lo de adelante. 

El modelo de conexión que usa el I Ching es el hexagrama 48, El Pozo de Agua. Allí se discute el funcionamiento de esta conexión, la línea yang en el tercer puesto es la soga y la yin en el cuarto es el recipiente que sube el agua.

Si la tercera se esfuerza en subir para conectar, a una línea yang proactiva le será fácil subir o salir y a una yin, reactiva, más difícil. Porque deberá esperar a crecer, a engordar, para que la aperciban e inciten desde arriba y entonces la mutación será morosa, demorará en reaccionar.

De igual manera, cuando ambas sean yin, la reacción será aún más lenta y cuando ambas yang saldrán disparadas para arriba, afuera o adelante, como si se persiguieran. El caso más evidente es el hexagrama 61 -que demora las ejecuciones-  y el 62 que sale disparado para arriba, se descuida, y se convierte en presa fácil del cazador.

El caso del hexagrama 38:

Veamos un caso de reacción lenta, cuando la tercera es yin y la cuarta es yang. El caso del hexagrama 38, El Antagonismo. 

Esta reacción lenta es la que lleva a afirmar que el antagonismo del 38 tiene muchas maneras de conformarse entre las partes en conflicto, pero que ese conflicto se puede eternizar. El antagonismo se puede encarnizar, ir y venir, como esa competencia donde dos grupos tiran de la misma cuerda en sentidos opuestos. El 38 es el clásico de los conflictos interpersonales y sociales por el reparto de la riqueza. 

Este artículo muestra bien eso, la cuestión del reparto de la riqueza, es anterior al ataque al Capitolio, es del 2 de enero. El ataque fue el 6 de enero. https://www.elespectador.com/noticias/el-mundo/las-casas-de-pelosi-y-mcconnell-fueron-vandalizadas-por-que/

Hice una consulta política, algo que siempre me ha interesado mucho y he seguido durante toda mi vida. Política local, nacional, continental, internacional, en la historia, en la filosofía. Los filósofos políticos, los actores políticos, la teoría y la práctica. 

La política no se queda en el accionar de los partidos políticos y sus personajes, es el motor de la evolución social. Se trata de la acumulación de poder en distintos sectores de la sociedad, su cristalización en instituciones y leyes, sus revoluciones, lo que cambia y lo que permanece. Igual que sucede en el I Ching con sus líneas mutando.  

Esta vez, la consulta ha sido por la acción política contundente de algunas importantes corporaciones empresariales estadounidenses. Han detenido sus donaciones a los miembros del Congreso que respaldaron la revocación del resultado de las elecciones. Miembros que pertenecen al partido Republicano y, hasta ahora, han apoyado a Trump en su empresa política.


Le pedí una imagen de la situación,  y me mostró el hexagrama 38 mutando en su tercera y cuarta líneas al hexagrama 26, La Fuerza Domesticadora de lo Grande. 

Hexagrama 38, El Antagonismo.
Lago abajo, Fuego arriba.

Siempre existió esta posibilidad para las empresas estadounidenses, retacear los aportes a los congresistas para presionar y cambiar sus decisiones políticas, porque sus leyes lo permiten. Y sus leyes lo permiten porque es una Plutocracia. Eso es la cristalización o condensación del poder, su materialización en una ley, a que me refiero más arriba.  

Pero el asalto al Capitolio excedió los límites de lo políticamente correcto en el marco de El Antagonismo y la correlación de fuerzas en juego. Estábamos pasando al hexagrama 49, La Revolución, el 38 podía pasar su trigrama inferior al superior, es decir, invertir el orden de sus trigramas. 

Hexagrama 49, La Revolución
Fuego abajo, Lago arriba.

Y, entonces, algunas empresas resolvieron, drásticamente, eliminarlos de sus listas. No más aportes para los representantes republicanos que apoyaron a Trump en sus reclamos de fraude, anulación e impugnación de las elecciones.. 

 Se intercambiaron las líneas tres y cuatro y la situación cambia a un hexagrama donde en el tercer puesto hay una línea yang y en el cuarto una yin.

Hexagrama 26.
Cielo abajo, Montaña arriba.

El hexagrama 26 es el hexagrama de los Imperios, del poder imperial. Tercer y cuarto puestos son correctos, yang en puesto yang, yin en puesto yin, ambos trigramas se encajan uno en el otro y la conexión es perfecta. Montaña arriba concentra la energía de Cielo abajo por el peso y densidad de esas dos líneas yin en el cuarto y quinto puestos.

Peso y densidad que puede ser entendida en esta consulta como la masa de los recursos materiales ostensibles conque cuenta esa Montaña, entre ellos, las leyes que permiten a las empresas aportar dinero a la persona del representante del pueblo. Una montaña en el cielo, visible y ostensible, contundente. El poder corporativo.

Todos sabemos que EEUU, más que una democracia, es una plutocracia y, si alguien lo llegaba a dudar, esto lo confirma. El poder corporativo es más efectivo que cualquier intervención del Poder Legislativo o del Poder Judicial. Más poderoso que las instituciones democráticas instituidas por la Constitución.

Interesa analizar los textos de ambas líneas mutando en el hexagrama 38, para que se pueda decodificar el mensaje que se envía a los miembros del Congreso penalizados con la suspensión de las contribuciones monetarias de las empresas. 

La línea 3, que es la superior del trigrama inferior Lago, se refiere a los que realizaron el asalto al edificio del Congreso, los de abajo, los seguidores más fanáticos de Trump. Son maleables -línea yin-, están colmados -trigrama Lago-, vienen abriendo y son peligrosos -tercera línea del hexagrama 58, Lago-.

Dice la versión de Ritsema-Karcher, intentando recuperar algo de la frescura de los dictámenes originales:

Visualizar el acarreo arrastrado,

el ganado de uno estorbado.

La persona de uno condenada, más-todavía, cortada la nariz.

Encontrar lo sólido, por cierto.

Que, en lenguaje coloquial, viene a decir que ese clima "acarreo arrastrado, ganado estorbado" es malo para los negocios, aunque también puede hacer referencia a la desocupación y los empleos McDonald's, como llaman allá a los empleos basura. 

Que es una deshonra para la persona de uno, -cortar la nariz-, que en esta consulta es el asalto al Capitolio en Washington, un asalto a la manifestación material del poder del estado. Aunque también puede hacer referencia a la situación deshonrosa de tener que recurrir a un subsidio del estado porque no hay trabajo para los de baja calificación.

Y que hay que detenerlo ya, sin demora. Cortarlo de raíz antes de que crezca; "sin comienzo, hay un final", traduce Wilhelm. Lo que vale tanto para la gran corporación multinacional, que detesta el mal clima de negocios en casa, como para el desempleado estructural o el comerciante que ha tenido que cerrar y protestan en la calle.

Las líneas del hexagrama 38 muestran la polarización como los extremos que pertenecen a un mismo eje y los describe a ambos, por esto de que los extremos se asemejan.

La cuarta línea, que es la autoridad más cercana al centro de poder en la quinta, en este caso los representantes, diputados y senadores republicanos. Es el mensaje para ellos, los que apoyaron a Trump en su demanda de anular las elecciones y luego de impugnarlas.

La cuarta dice:

Polarizar solo.

Encontrar la primavera, desposar.

Mezclar conformando, sin falta.

Que, para este caso, leo así: que se separen de Trump -polarizar solo-, que acepten el resultado de las elecciones y el nuevo presidente -encontrar la primavera, desposar- y que conformarse como oposición dentro de las cámaras y mezclarse con el nuevo gobierno es lo que se espera de ellos.  Que eso es sin falta.

También acá se puede describir la condición de los representantes seguidores de Trump, que pueden polarizar solos, que habrá un nuevo comienzo, esta vez desde la oposición. Tal vez un bloque interno del mismo partido, tal vez una escisión del partido y la creación de uno nuevo. Algo que habrá que ir viendo cuando se conformen las mezclas y se aclaren los tantos.

El hexagrama 26 agrega que hay fuerzas creativas controladas, que es mejor no alimentarse de lo doméstico, que hay una empresa en marcha en el mundo y que esos asuntos son los que importan a las corporaciones y debería importarles a aquellos que reciben sus fondos. 

El dictamen del 26 es,

La Fuerza Domesticadora de lo Grande.

Es propicia la perseverancia.

Trae ventura no comer en casa.

Es propicio atravesar las grandes aguas.

Es decir, que los aportes financieros que las corporaciones dan a los diputados y senadores son para que los representantes defiendan los intereses de las corporaciones y que esos intereses están en el mundo -atravesar las grandes aguas- y no en la política doméstica. Porque las corporaciones "no comen en casa", comen afuera, en el ancho mundo. 

Habrá trasmisión de gobierno, se respetarán las formas, pero el antagonismo prevalecerá aunque las corporaciones no aporten fondos a los representantes republicanos que apoyan a Trump. 

Porque ese antagonismo significa que ya no viven en la misma casa, que la familia de hexagrama 37 se ha fracturado y que se ha instalado una grieta real en la sociedad norteamericana.

Que Trump aprovechó esto para llegar al poder desde la extrema derecha y exacerbó los ánimos con su discurso, es cierto. Pero también es cierto que el antagonismo es real y es objetivo y que tendremos más episodios y temporadas de esta serie. Con un pueblo armado hasta los dientes y las invocaciones a Dios todopoderoso que venimos escuchando en los seguidores de Trump, cualquier cosa puede suceder. Veremos.


Comentarios