Hexagrama 18, para su tercera línea

Hay ocasiones en que uno se ensaña con esto de arreglar lo que ha sido arruinado por los obsoletos modos de proceder con la gestión de nuestras vidas.  Y en esta mala gestión de nuestras vidas, el peor error es la mentira en sus distintas formas El ocultamiento por omisión, el engaño por comisión, diversión o inadvertencia. 

Hay emociones oscuras en el ámbito de la mentira, miedo, envidia, celos, odio, posesividad, egoísmo, crueldad. Lo peor de la condición humana está involucrado en la mentira.

Hay mañas arraigadas que los padres enseñan a sus hijos y los amigos aconsejan, diciendo que así se hace.  O que "es lo más conveniente". Secretos y mentiras. Como eso de las "mentiras piadosas", que en su gran mayoría sólo son piadosas para el que está mintiendo y no tiene el coraje de enfrentar la verdad. O guardar un secreto que mantiene a alguien en el desconocimiento de algo que cambiaría su vida para mejor. Y tantas otras situaciones de nuestra vida diaria.

Muchas veces sucede que uno se convierte en cómplice de una mentira. Es cuando la está escuchando, sabe que no es verdad y no lo dice. Los que viven mintiendo encuentran cómplices en todas partes, porque pocos tienen el coraje y la determinación necesarios para hablar la verdad.

Escucho a muchos hablar de las bondades de la veracidad en nuestras relaciones y a pocos trabajar sin descanso en lo echado a perder por nuestros antepasados. Es una cultura montada sobre secretos y mentiras que nadie puede defender sin avergonzarse y que se resuelve no hablando de ello. No hablar de ello no lo hace desaparecer, sólo lo oculta de la vista. 

Porqué me refiero a las innumerables formas de la mentira cuando hablo del hexagrama 18. Los trigramas componentes muestran un árbol aplastado bajo el peso de una montaña o un árbol que nunca recibe la luz del sol pero sigue con vida. Como las mentiras siguen vivas aunque estén ocultas, siguen haciendo efecto en nuestra vida. Entonces, en nuestros vínculos, cuando hay algo que no se entiende es porque hay secretos y mentiras involucrados. Se pueden oler.

Y me pregunto, ¿para quién es más conveniente? No puede ser conveniente para uno mismo vivir mintiendo, porque luego hay que recordar cada una de esas mentiras en todo momento y he visto que esa gente se queda sin amigos, sus parejas no le duran y sus hijos no le hablan. Qué tiene eso de conveniente. En algún momento se mete la pata y la contradicción se hace evidente. Igual sucede en el ámbito de la cultura y la sociedad.

Así se pierde la credibilidad y la confianza y a quién le gusta o quién pude ser ni medianamente feliz si no tiene la confianza ni la credibilidad de los que lo acompañan en la vida. Es muy mal negocio para el que miente y también para los demás. Nadie gana, todos pierden. 

El trabajo en lo echado a perder consiste en develar secretos y mentiras y la tercera línea del hexagrama 18 es un experto y ensañado develador. Develador por esto de sacar los velos. La tercera se ensaña en esto, no tiene piedad con las mentiras. No tolera ni una, habla y dice y todos se horrorizan, espantan y escandalizan. Cuando la mentira sale a la luz es chocante, no se aviene a las formas sociales de hipocresía generalizada. Incluyamos también las mentiras que nos contamos a nosotros mismos, para no dejar nada afuera.

Gracias Julian Assange- Wikipedia

Pero de eso se trata en este hexagrama, de trabajar con eso y en eso. Tal vez perdamos algunos "amigos" y ya no seamos bien vistos en algunos círculos que frecuentamos y, si abandonamos las que nos contamos a nosotros mismos, nuestra vida haga un giro de 180° a una vida auténtica con lo que somos y valemos. 

Tal vez podamos retomar nuestro camino, volver a nosotros mismos en el hexagrama 4. Tener una segunda oportunidad con la autenticidad y el coraje del agua en nuestro fuero íntimo.

Hexagrama 18.

Hexagrama 4

Pero de eso se trata, de no dejar pasar ni una. De ya no ser cómplice. Eso si uno pide un consejo al I Ching y le sale el 18 con la tercera línea mutando. 


Comentarios